Deportes multiaventura para divertirse en familia

La llegada del buen tiempo es una excelente ocasión para practicar con nuestros hijos deportes de multiaventura. Os proponemos 6 con los que disfrutaréis al máximo.

tirolina para niños
ImgorthandGetty Images

Si estás buscando actividades para las próximas vacaciones, toma nota de las actividades de aventura que te proponemos a continuación. Las podreis hacer toda la familia y lo pasaréis en grande. ¿Te atreves?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Rafting

Consiste en descender de ríos de aguas bravas en una barca neumática. Es una actividad que siempre se debe realizar acompañado de un guía que hace las veces de timonel. La capacidad de la barca es de entre 6 u 8 personas que se distribuyen a cada lado de la barca mientras el timonel, desde la parte posterior, dirige a los participantes y realiza las maniobras necesarias para realizar el descenso.

No se necesitan conocimientos previos ni tener una gran forma física, puede ser practicado por todos los públicos, aunque es imprescindible contar con un monitor experimentado que elija el nivel y la peligrosidad del descenso teniendo en cuenta a los participantes.

Los niños pueden practicar esta actividad desde los 10 años siempre que sepan nadar. Algunas opciones infantiles pueden permitir su práctica en edades más tempranas.

Tirolina

Las tirolinas están formadas por el mecanismo de una polea suspendida por cables que se montan inclinados para que la gravedad haga que nos deslicemos desde el punto de partida hasta el final. La actividad no precisa esfuerzo físico, así que si tenemos ganas de divertirnos y cierta pasión por el vértigo, todos podemos disfrutar de esta aventura.

Existen muchas opciones para disfrutar de este deporte en todo el territorio nacional, normalmente situados en zonas naturales que incrementan el placer de practicarlo. Cada instalación tiene sus propias normas en cuanto a la altura, peso y edad mínimo de los participantes, por lo que es recomendable tener estos factores en cuenta y consultarlos con la compañía antes de decidirnos por esta alternativa.

Rappel

Con un arnés, una soga, un descensor, un cabo de seguridad y un mosquetón podremos descender por una pared vertical, que a simple vista parecerá imposible, pero impulsándonos contra ella iremos descendiendo poco a poco. Existen sistemas individuales y colectivos para realizar el descenso.

El rappel no supone una dificultad excesiva y el esfuerzo físico es asequible, pero en ninguna circunstancia se debe practicar este deporte en solitario y durante las primeras tentativas debemos contar siempre con un monitor especialista que nos enseñe la técnica y nos aconseje sobre el material y la forma de realizar el descenso.

Tiro con arco

El tiro con arco se practicaba desde los albores de la humanidad para la caza o la guerra. En la actualidad, se ha convertido en un deporte de precisión que requiere mucha concentración y una aceptable preparación física.

La actividad consiste en apuntar nuestras flechas hacía una diana y obtendremos mayor puntuación cuanto más cerca del centro impactemos. Tanto el esfuerzo de tensar el arco como los desplazamientos a la diana hacen que la actividad física sea alta y podamos pasar un rato agradable compitiendo entre nosotros.

Los niños pueden empezar a practicar este deporte una vez que hayan adquirido cierto sentido de la responsabilidad y puedan comprender que van a manejar un arma. Como referencia podemos hablar de los 6 o 7 años, aunque dependerá del grado de madurez de cada niño. Como en todos los deportes de riesgo debemos contar con instructores que nos enseñen a practicar el deporte y a conocer y hacer uso de las necesarias medidas de seguridad.

Puente tibetano

Es una estructura de tres cuerdas entrelazadas ancladas en dos puntos en los dos extremos de las cuerdas y que permite desplazarse de un lugar a otro salvando un desnivel pronunciado. Las manos se colocan en las dos cuerdas superiores y en la tercera se apoyan los pies, la dificultad radica en mantener el equilibrio en la estrecha superficie de la cuerda.

Se trata de una actividad de riesgo que debemos realizar correctamente asegurados y contando con el asesoramiento y control de guías especializados. Requiere de una buena preparación física, pero puede ser realizada por toda la familia y proporciona una buena carga de adrenalina.

Lógicamente la dificultad estará en función de la edad y el nivel del practicante, cada instalación tiene sus propias normas de seguridad y sus límites de edad, altura y peso a partir del cual se puede practicar la actividad.

Piragüismo

Es un deporte acuático que se practica sobre una embarcación, generalmente una canoa o un kayak, que nos proporciona grandes momentos de diversión y esfuerzo. La diferencia principal entre utilizar una embarcación u otra radica en que en el kayak utilizamos para propulsarnos una pala de dos hojas y en la canoa una pala de una sola hoja.

Existen varias modalidades: aguas bravas, aguas tranquilas, kayak-polo y kayak de mar. Cada una de ellas con su propio atractivo y que permite realizar un deporte muy completo y estimulante.

El piragüismo es un deporte recomendado a partir de los 10 años. En él se establecen diferentes categorías por edad: alevín infantil, cadete, juvenil, senior y veterano.

Y además...

5 escapadas multiaventura para toda la familia

Publicidad - Sigue leyendo debajo