Tradiciones de Navidad en el mundo

La Navidad no se celebra igual en cada parte del mundo. Por eso hemos hecho un recorrido por distintos países para recopilar algunas de las tradiciones más sorprendentes relacionadas con estos días.

image
Getty Images
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La cabra gigante de Gavle, en Suiza

En la ciudad suiza de Gavle, todos los espectáculos navideños se celebran alrededor de una gran cabra gigante hecha de paja.

Su origen se encuentra en una leyenda que cuenta que una noche de 21 de diciembre el dios Thor quemó a los dos machos cabríos que tiraban de su carro y después, arrepentido, los resucitó.

Desde entonces esta figura se convirtió en el símbolo del Yule, la fiesta pagana del solsticio de invierno. Pasados los siglos, la Navidad se apoderó de ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las sorpresas de la Befana

En Italia, en la noche del 5 al 6 de enero hay un personaje que trabaja duro repartiendo regalos por todo el país.

Se trata de la Befana, una viejecita que viaja en escoba y que llega para llevar juguetes a todos los niños que se han portado bien.

Se festeja así la Epifanía, una celebración mágica cargada de valores religiosos y simbólicos y que, al igual que los Reyes Magos en España, pone fin a las fiestas de navidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La fiesta de San Nicolás en Alemania

Los niños alemanes tienen mucha suerte. Sus regalos comienzan a llegar el 6 de diciembre, cuando se celebra el Nikolaustag, una fiesta en recuerdo de este obispo católico que vivió en el siglo IV y que, según cuentan, dejó toda su fortuna a los pobres antes de irse a vivir a un monasterio.

Eso sí, estos regalos suelen ser un detallito, como frutos secos, dulces, chucherías y, sobre todo, figuras de este santo hechas de chocolate.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Familias “atadas” en Serbia

En Serbia los regalos se entregan durante los tres fines de semana previos al 25 de diciembre.

Durante el primero los padres, a modo de juego, atan a sus hijos con bufandas y les dicen que solo serán liberados cuando les entreguen sus correspondientes regalos.

La siguiente semana le toca el turno a mamá. Y el último fin de semana, el que es atado hasta entregar los regalos es el padre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un cielo lleno de farolillos en Argentina

Argentina recibe la Navidad con calor, por lo que muchas celebraciones se realizan en el exterior de las casas.

Desde allí, y después de degustar un buen asado, se ven los fuegos artificiales y se disfruta de una de sus tradiciones más especiales: el encendido de globos.

Son farolillos de papel que se iluminan desde dentro y que los más pequeños de la casa lanzan al aire con ayuda de sus papás, creando un bonito paisaje en el cielo nocturno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La comida, al techo en Eslovaquia

Suena a locura, y quizá precisamente por ello resulta tan divertido para los más pequeños.

En Eslovaquia, justo antes de empezar la cena de Nochebuena y con toda la familia ya reunida, el miembro más anciano lanza al aire una cucharada de loksa, el plato típico navideño realizado con pan y semillas de amapola.

Se cree que cuanta más cantidad de loksa quede adherida al techo, más abundante será la cosecha del año.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Duendes generosos

Los yules o jòlasveinarnir son personajes mágicos típicos del folclore islandés.

Se trata de 13 pequeños duendes que viven en las montañas y que, durante los trece días previos a la Navidad, bajan hasta los alféizares de las ventanas de los niños islandeses para llenar sus zapatos de regalos o dejar en ellos una patata, si se han portado mal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un árbol con telarañas en Ucrania

Una leyenda ucraniana cuenta que una viuda que vivía con sus hijos en una humilde cabaña no tenía dinero para decorar el árbol familiar.

Una Nochebuena, las arañas de la casa tejieron en este unas telarañas que al amanecer se convirtieron en oro y plata.

Para rememorar esa leyenda y porque se cree que trae suerte, hoy en los hogares ucranianos es normal que la decoración se centre en adornos que imitan arañas y telarañas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Letonia, regalos por poemas

Ziemassvetku vecitis, algo así como el “viejecito de la Navidad”, es el encargado de dejar los regalos debajo del árbol.

Pero para poder abrir sus paquetes, cada niño tiene que llevar aprendido un poema o una canción y recitarlo o cantarla delante de toda la familia.

Si no lo hace, corre el riesgo de quedarse sin regalos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡A romper la piñata! México
Getty Images

Del 16 al 24 de diciembre se celebra en México Las Posadas, festividad que recuerda el peregrinaje de María y José desde Nazaret hasta Belén. Y es tradición romper la piñata, una olla de cartón o barro adornada con papeles de colores.

En ella se meten dulces o juguetes y los niños, con los ojos vendados, la golpean con un palo hasta que se rompe y sale todo su contenido.

Para los aztecas, los niños con los ojos vendados representaban la fe y el palo, la fuerza que rompe los falsos y engañosos placeres del mundo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Esconded las escobas!

Una leyenda noruega cuenta que el 24 de diciembre las brujas salen en cuanto anochece.

Por eso es costumbre que en todos los hogares se escondan las escobas antes de irse a dormir, para evitar de este modo que las brujas y otros espíritus entren en las casas a robarlas.

Otra curiosa tradición en este país es emular la noche de Halloween en la época de la Navidad.

Niños y padres se disfrazan y salen a recorrer el vecindario casa por casa, cantando a cambio de chuches y de un vaso de vino para los adultos. Luego, ya en en el hogar, toca cogerse de las manos y bailar todos en familia alrededor del árbol.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo