9 ideas DIY para decorar la casa en Navidad

Crea originales adornos navideños con estas manualidades que puedes hacer con los niños.

image
GUÍA DE MANUALIDADES
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Árbol de Navidad con macetas

Necesitas:
Macetas de tres tamaños, goma eva brillante, estrella de madera, cuentas doradas o plateadas, pompones u otros accesorios decorativos, pintura acrílica verde, pincel, pistola de pegamento caliente o silicona líquida.

Así se hace:
Para la estrella, corta dos piezas de goma eva brillante del tamaño y forma de la que tienes de madera. Pégalas a ambos lados de la estrella de madera y resérvala.
Para hacer el árbol, pinta las macetas por fuera hasta cubrirlas completamente, deja que sequen bien y pégalas unas a otras, según el tamaño.
Para decorar, pega arriba la estrella y luego el resto. Utilizando el mismo hilo en el que vienen las cuentas doradas, empieza a pegar, desde arriba, alrededor del arbolito, poco a poco. Así hasta completarlo todo y que quede a tu gusto.
Como detalle final, puedes añadir unos mini pompones de color verde en cada punto de pegamento de la guirnalda de cuentas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Corona para mensajes

Necesitas:
Bolas de distintos colores, silicona líquida o pistola de silicona caliente, cintas anchas de colores, apliques de madera decorativos, alguno con mini pinzas para la ropa, una base de cartón de la misma forma que la corona y unas tijeras.

Así se hace:
Para comenzar, reviste la base de cartón con una de las cintas anchas de colores. Así puedes pegar las bolas navideñas y no se moverán de su lugar.
Con esto listo, empieza a pegar las bolas en la base de la corona y unas a otras hasta formar el cuerpo. Dependiendo del tamaño de la base y de la altura que quieras darle, así será la cantidad de bolas que necesites.
Después, hay que hacer un lazo grande con la otra cinta ancha y pegarlo al frente de las bolas de colores. Ahora sólo resta añadir los detalles decorativos.
Como detalle final, busca formas de madera bonitas y divertidas y añade algunas con mini pinzas de la ropa para que los peques y demás integrantes de la familia puedan dejar sus mensajes navideños escritos o dibujados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Servilletas pintadas con dibujos

Necesitas:
Servilletas de tela (preferiblemente de algodón blanco), ceras de colores aptas para tela, plancha, hojas de papel y cinta adhesiva.

Así se hace:
Antes de comenzar, recuerda lavar y planchar las servilletas. Prepara la superficie de trabajo pegando una hoja de papel y pon sobre ella la servilleta (para que no se manche). Pega la servilleta por los bordes con cinta para que no se mueva mientras los peques dibujan.
Deja que hagan sus diseños navideños, cuando terminen, pasa la plancha sobre ellos siguiendo las indicaciones del fabricante de las ceras para tela ¡Listas!
Como detalle final: esta es una idea preciosa para decorar la mesa, personalizar el lugar de cada comensal o para regalar a los familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Guirnalda de estrellas

Necesitas:
Limpiapipas de colores, pistola de silicona caliente u otro pegamento, tijeras, un cordón fino rústico y moldes de estrella para galletas.

Así se hacen:
Para empezar, si no tienes moldes para galletitas o corta masa con forma de estrella puedes buscar un patrón de estrella en internet, lo imprimes y lo transfieres a un cartón fino.
Para hacer las estrellas, utiliza los limpiapipas y dales la forma de los moldes, de los cortadores de masa o del cartón que hayas usado. Si escoges un molde más grande que el tamaño de un limpiapipas, tendrás que unir dos hasta obtener la forma. Al llenar al final de la figura, une los dos extremos y corta el sobrante.
Puedes preparar tantas estrellas como necesites para lograr una guirnalda del largo deseado.
Como detalle final, cuando ya tengas las estrellas listas, pégalas sobre el cordón fino por una de sus puntas y ¡guirnalda lista!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Arbolitos colgantes

Necesitas:
Palitos de helados, silicona líquida u otro pegamento, cordón fino dorado y plateado, cuentas de colores y formas variadas, botones, pompones de distintos colores, limpiapipas, témpera de color verde y unos papeles de muestras de pintura marrón.

Así se hacen:
Para empezar, pinta los palitos de verde y coloca tres formando un triángulo. Pégalos con la silicona y espera a que sequen bien.
Mientras tanto, puedes ir preparando el tronco del árbol de Navidad y el cordón para colgar. El tronco puedes hacerlo con las muestras de pintura de color marrón o pintando un cartoncito con témpera. Y anuda un trozo pequeño de cordón dorado o plateado para hacer el colgador.
Después, con la silicona líquida, pega el cordón y el tronquito de árbol y déjalos secar bien. Cuando estén fijos... ¡a decorar! Puedes hacer toda clase de combinaciones con formas, botones de colores, pompones, abalorios, etc.
Como detalle final, puedes usar los limpiapipas para hacer las guirnaldas del árbol o pegar trocitos de espumillón. ¡Muy fácil y bonito!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Trineos muy decorativos

Necesitas:
Palitos de helado, pinturas acrílicas (opcional), pincel (opcional), tijeras, silicona líquida u otro pegamento y cordón rústico fino.
Así se hacen:
Para empezar, por cada trineo que vayas a preparar necesitas cinco palitos enteros y otro extra para cortar un trozo. De los cinco palitos, usa tres para la base del trineo (si quieres puedes darles color) y dos, los que sean más largos, para el apoyo. Pega los tres que forman la base uno junto a otro, dejando el del medio un poco más arriba que los otros.
Una vez seco, añade los dos palitos del soporte pegándolos en vertical sobre la base y dejando la parte sobrante en uno de los extremos. Mide el ancho de la base y corta el palito adicional para formar el asiento del trineo. Pégalo sobre el extremo libre de los dos palitos de apoyo y el trineo quedará formado.
Como detalle final, sólo queda añadir un trozo de cordón fino para poder colgarlo del árbol de Navidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Belén de fieltro

Necesitas:
Pinzas para la ropa, mini carrete de hilo, una bolita de madera, vellón de fieltro amarillo, celeste, verde y natural, fieltro tostado y blanco, tijeras, cordón fino rústico o lanas finitas y silicona líquida.

Así se hace:
Para empezar: pega la bolita de madera al minicarrete para hilo. Así vas a dar forma al Niño Jesús. Luego, busca el vellón de fieltro amarillo y utiliza un poco (separando las fibras a mano) para poder cubrir el cuerpo del bebé. Enrolla sobre el carrete y pega.
A continuación, puedes hacer la cuna con el vellón de fieltro natural. Para José y María hay que cubrir las pinzas de la ropa con vellón de fieltro celeste y verde, formando unas túnicas. Y al terminar, prepara los mantos con el fieltro: blanco para María y tostado para José.
Como detalle final, puedes añadir una diadema con cordón rústico para José y un cinturón de lana para María. ¡Ya lo tienes listo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Bolas navideñas con pompones

Necesitas:
Lanas de colores, tapones de plástico de botellas o de briks de leche, pintura acrílica blanca, pincel, cordón fino y unas tijeras.

Así se hacen:
Para empezar a formar los pompones puedes optar por tres sistemas: con pomponeras (las encuentras en tiendas de manualidades), con alguno de los patrones de cartón que puedes encontrar en webs o enrollando lana en la mano. No deben ser muy grandes, sólo lo suficiente para que los tapones queden bien en ellos. Elige el método y prepara tantos pompones de lana como adornos quieres tener.
Luego, pinta los tapones que lo precisen con la pintura acrílica, deja que se sequen bien y hazles un agujero en el centro con una aguja gruesa de punto.
Como detalle final, pasa por el orificio un trozo de lana del color del pompón y ata el tapón al centro del pompón... ¡Así de sencillo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Adornos comestibles

Necesitas:
Palitos de piruleta o palitos para brochetas, mondadientes, gominolas de todas las formas y colores, chocolate para fundir, confeti comestible o pan de ángel de colores variados.

Así se hacen:
Para empezar, estos dulces detalles para la mesa te resultarán muy divertidos y tan sencillos de hacer que no te lo vas a creer. Para formar las distintas figuras (arbolitos de Navidad, muñecos de nieve, mini coronas, mini setas, muérdago de colores, mini paletas de colores y todo lo que se te ocurra) tienes que combinar las diferentes gominolas en los palitos de piruleta o de brocheta y pegar todos los detalles decorativos con chocolate fundido.
Para aplicarlo, puedes usar una manga decorativa pequeña o un mondadientes. Los peques van a adorar este detalle, pero... ¡tendrán que esperar hasta el postre para comérselo!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo