5 ideas DIY para la casa

Anima a tu hijo a hacerlas contigo, se sentirá orgulloso de sus obras y se las enseñará a todo el mundo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un joyero muy original

Si tienes alguna caja de madera que no uses puedes pedir a tu hijo que te ayude a convertirla en un joyero. Para decorarla, pídele que la pinte con témperas de colores, o que la forre, con tu ayuda, con un papel bonito. Después, echa mano de esos botones que seguro guardas en casa y ya no usas. Selecciona con tu hijo los que más os gusten, cread una forma bonita y pegadlos sobre la caja. Quedará preciosa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ambientadores ecológicos

Seguro que tienes en casa retales de tela preciosos que no vas a utilizar. Guarda la piel de la naranja y el limón o algunas hierbas que hayas cogido del campo y envuélvelas con estas telas. Haz un nudo en los extremos y átalos con lazo bonitos. Podrás utilizarlos como bolsitas perfumadas en el coche, en casa o en el fondo de un cajón de ropa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Botes convertidos en maceteros

No tires los botes y latas de leche en polvo, café, cacao soluble, etc. Una vez limpios, puedes convertirlos en divertidos maceteros.

Recuerda que las plantas deben expulsar el exceso de agua de riego, así que utiliza las latas para tapar los tiestos en los que venden las plantas. Y para que tu hijo se sienta mayor colaborando en la decoración, dile que haga un monigote con plastilina, pínchalo en una pajita y clávala en la tierra de la planta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una cortina de ducha con mucho color

Si quieres que tu baño esté realmente original, compra una cortina de ducha lisa y dales a tus hijos rotuladores resistentes al agua de muchos colores. Pídeles que hagan unos dibujos bonitos y los pinten de forma llamativa. Cuelga la cortina con la parte pintada hacia afuera y ¡verás qué divertida!

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Botellas decorativas

Selecciona algunas botellas de licor que tengan una forma bonita y rellénalas con materiales naturales que te recuerden al verano. Si son transparentes, echa unos cuatro centímetros de arena de playa en la base, ladeando un poco la botella para que no se pose de manera uniforme. Después, pon sal o azúcar haciendo lo mismo; las líneas quedarán onduladas. Si quieres entretener a tus hijos durante más tiempo, puedes darles tizas de colores para que pinten la sal.

Otra forma de rellenar botellas o tarros de cristal es con conchas de la playa y piedras que tu hijo haya recogido durante las vacaciones. Pídele que las barnice o las pinte de colores si quieres que sean aún más alegres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo