Cómo elegir sus películas navideñas

Durante las vacaciones de Navidad, los niños pasan mucho tiempo en casa. Las películas infantiles pueden ser un buen entretenimiento para ellos, pero ¿cómo acertar al elegirlas?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿En casa o en el cine?

Ya estamos en fechas navideñas y proliferan las películas infantiles. Es una gran idea verlas en familia, tanto en el cine (a no ser que el niño sea muy pequeño o demasiado inquieto, con lo que se cansará) como en casa. Bien elegidas, las películas fomentan la imaginación y la creatividad de los niños, despiertan la ilusión y las emociones positivas y, al verlas con ellos, contribuyen a reforzar vuestro vínculo. Además, su reacción ante lo que están viendo os permitirá descubrir en muchos casos lo que pasa por sus cabezas, lo que les hace felices o si están viviendo una situación a la que no saben cómo enfrentarse.

Pero ¿cómo escoger las más adecuadas? Para acertar, ten en cuenta los años y el carácter de tu hijo y mira que estén recomendadas para su edad. Además, infórmate bien del contenido por si puede haber algo que le dé miedo o le impresione de alguna manera.

Por último, recuerda que conviene que las veas con él, para comprobar cómo las vive y darle la posibilidad de que te pregunte lo que no entienda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para niños hasta 4 años

A la hora de escoger una película, si tu hijo tiene menos de cinco años recuerda que debe ser de corta duración o se cansará, se aburrirá y le costará seguirla. Ha de tener un argumento sencillo y fácil de entender, mejor si hay música y personajes (muy pocos) que le gusten y con los que pueda sentirse identificado de algún modo.

Alrededor de los dos-tres años a los niños les encantan las que tienen animales y objetos cotidianos como protagonistas, sobre todo si viven alguna situación por la que ellos están pasando (han tenido un hermano, se enfrentan a algún miedo...). Para niños de 4 años también conviene elegir películas que representen situaciones cotidianas. Aunque a ti te parezcan demasiado simples, para ellos pueden convertirse en un reflejo de lo que están sintiendo y servirles para canalizar sus emociones. Además, es bueno que haya pocos personajes y que quede claro cuáles son los buenos y cuáles los malos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A partir de los 5 años

A esta edad el niño ya puede aguantar películas un poco más largas, pero hay que estar con él cuando las vea (lo ideal es que los padres las vean antes por si aparece algo que no sea adecuado o que vaya a confundirle).

En este momento, al pequeño le encantan los superhéroes y también las películas de aventuras protagonizadas por niños como él. Conviene que muestren valores como la amistad, la tolerancia, el respeto, la ecología... Y es importante que los personajes (no muchos) estén bien definidos, que tengan formas de actuar claras (bien o mal), y que enseñen que los comportamientos malos tienen consecuencias.

Además, a esta edad es buena idea que en ellas haya música, palabras en otro idioma...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y si vuelves a tu infancia?

Seguro que hay películas de tu infancia que recuerdas con especial cariño. ¿Por qué no las compartes con tus hijos? Será un buen momento para vivir en familia y podréis comentarlas juntos. Además, ¡ésas ya las tienes vistas y te ahorras el trabajo de verlas antes!

A ti te encantará compartir esos títulos y recuerdos y será una actividad muy positiva para la familia, que dará al niño sensación de continuidad y confianza y fomentará vínculos. ¿O no te apetece que tu hijo y tú tengáis un personaje en común del que hablar o incluso del que disfrazaros?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo