Juegos para viajes en coche con niños

Ayudan a que a los niños se les haga más corto el trayecto y evita que pongan nervioso al conductor.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las palabras encadenadas

Hay varios juegos que se pueden hacer con las palabras.

El más divertido para niños no muy mayores es el de encadenarlas: uno empieza diciendo una palabra, y el siguiente tiene que buscar otra que empiece por la sílaba por la que termina la anterior. Co-che; che-lo; lo-co; co-mi-da...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Adivina el personaje escondido

Piensa en un personaje secreto, que debe ser conocido por el niño (un familiar, un amigo o un actor).

Él debe hacerte preguntas como si fueras tú el personaje, para adivinar de quién se trata. Por ejemplo: ¿Eres de mi familia" ¿Sales en la tele? ¿Eres un dibujo animado?

Si lo quieres complicar un poco podéis jugar a una variante. Eliges el personaje (La Sirenita), y di al niño que pregunte con paralelismos, es decir, con la fórmula "Si fueras…".

En el ejemplo de La Sirenita: "Si fueras un animal serías…" y el otro contesta "un pez"; y "si fueras un color serías…". Y el otro dice: "el rojo"...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La bolsa del tesoro

Di a los niños que tienes una bolsa mágica en la que hay algo o alguien escondido. Ellos deben ir haciéndote preguntas para adivinar de qué se trata.

Con niños más mayores tú solo podrás responder "Sí" o "No". Si son más pequeños puedes dar respuestas más largas que les aporten alguna pista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Palabras con la letra

El juego consiste en hacer cuatro categorías: Persona, animal, cosa y lugar.

Luego tú eliges una letra y cada jugador debe decir una palabra que empiece por esa letra para cada una de las cuatro categorías. Por ejemplo, con la P podría ser: Patricia, perro, pintura y Polonia.

Se da un tiempo concreto a cada jugador y si en ese tiempo no ha dicho las cuatro palabras, pierde.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Vamos a buscar formas!

Elige una forma cualquiera y di a los niños que tienen que buscarla en el paisaje o dentro del coche.

Por ejemplo, para un triángulo vale el tejado de una casa, una señal de tráfico, un símbolo en el salpicadero... Para un rectángulo, el retrovisor, una fábrica...

Y para un círculo serviría la luna, el volante...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El juego de la frase loca

Un juego muy simple, pero que encanta a los niños. Uno empieza diciendo una palabra, por ejemplo "Cuando" a lo que el siguiente añade "Cuando mamá", y el siguiente "Cuando mamá baila".

El objetivo es crear una frase "loca", con significado gracioso, y a la vez recordar todas las palabras que se han dicho anteriormente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El juego de los animales viajeros

El primer jugador dice: "Hoy la tortuga ha ido a la compra en bicicleta". Y el siguiente contesta: "Pues el león ha ido esta tarde al cine en monopatín".

El juego consiste en buscar todas las frases con animales y transportes que se os ocurran.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El juego de los acertijos

Para divertir a los niños y enseñarles a pensar, proponles que adivinen acertijos. Por ejemplo:

•Para ser más elegante, no uso traje ni chaqué, sólo cambio en un instante por una "f" la "g". ¿Qué soy? (La respuesta es Un elefante).

•¿Cómo se puede llevar agua en un colador? (Congelada)

•¿Qué no dice nada pero nada? (Un pez)

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Continuar la canción

Un buena idea para entretener a los niños en el coche es hacer juegos con la música.

Pon canciones que ellos conozcan bien y jugad a pararlas nada más empezar, para que adivinen de cuál se trata, o a bajar el volumen sin avisar y que ellos tengan que continuar cantando (pierde el que no sepa seguir).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El juego de la publicidad

Los pequeños deben buscar productos, como un helado, una bicicleta, o una tostadora, y crear un eslogan para hacerlos divertidos y curiosos.

Por ejemplo: "Las gafas que solo ven el color azul" o "El batido que hace chispitas en tu boca".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El animal más raro

Este juego consiste en inventar animales raros uniendo características de varios.

Por ejemplo, "un elefante verde con orejas de perro y bigote de gato". Estimula mucho la imaginación de los niños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
El juego de los puntos

Es un juego al revés, ¡gana quien menos puntos tenga! Pon penalizaciones del tipo: "Quien diga ¿Cuánto falta? pierde 100 puntos". "Quien diga: Me aburro, tiene 50 puntos menos". "Quien diga tres veces Mamá pierde 150..."

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué vendo en mi tienda?

Un juego muy divertido cuando los niños no lo conocen. Explícales que todos en el coche tenéis una tienda, pero que cada uno de vosotros solo puede vender ciertas cosas. Ellos tienen que adivinar la razón que se esconde detrás.

La clave es que cada persona puede vender solo cosas que empiecen por la inicial de su nombre: si tu niño se llama Carlos venderá cuadernos, casas, colgantes... Y si la niña se llama María, en su tienda habrá marcos, maracas o mochilas. Ellos deben preguntar: ¿Vendo libros? Y tú contestar: "No, pero sí vendes....".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
A ver quién ve antes...

Una casa verde, un coche amarillo, un árbol muy alto... El primero que vea lo que habéis dicho consigue 10 puntos y gana el que antes llegue a 100.

Es un juego que potencia la atención y la concentración y evita mareos.

Una variante puede ser buscar formas concretas en las nubes.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jugar con matrículas

Hay varios juegos que podéis hacer con ellas. Por ejemplo, alguien piensa un número y gana el que vea la matrícula que más veces lo contenga.

O tenéis que buscar matrículas que empiecen y terminen igual. O pensar palabras formadas por las letras de matrículas que vayáis viendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Jugar a multiplicar

Un juego divertido para niños más mayores. "Esta mañana me he comido 1 bollo" dice un jugador. A lo que el segundo contesta: "pues yo me he comido 10".

Así se debe continuar (2/20; 3/30; 4/40; etc.) con diferentes acciones, multiplicando lo que el primero dice por 10.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo