'Mary Poppins' sin dudas: todo lo que debes saber de la película antes del estreno de su secuela

Te contamos todos los detalles que convirtieron a Mary Poppins, una de las películas más famosos de Disney, en una de las leyendas del musical de Hollywood y que marcó la infancia de muchas generaciones.

Julie Andrews y Dick Van Dyke
AEPDisney

La llegada de 'El regreso de Mary Poppins' y sus posibilidades de cara a los Globos de Oro y a los Oscar vuelven a traer a la memoria uno de los grandes clásicos de la historia del cine. Nuestros compañeros de 'Fotogramas' han repasado la historia de cómo los cuentos sobre una 'nanny' británica acompañada de un paraguas acabaron convirtiéndose en un musical que marcó la infancia de varias generaciones y sigue siendo una referencia obligada del cine popular

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 Pamela Travers, la piedra con la que tropezó Disney
Disney

Tal y como demostró la película 'Al encuentro de Mr. Banks', que recreaba parte de su biografía, Pamela Lyndon Travers, la autora de los cuentos originales sobre Mary Poppins, era un hueso duro de roer. Desde que publicó el primer libro sobre la niñera mágica que desciende del cielo paraguas en mano, en 1934, la australiana trató de evitar la tentación de convertirla en un personaje de cine. Conocedor de los cuentos gracias a su hija, Walt Disney se pasó años intentando convencerla de vender los derechos. No lo consiguió hasta bien entrada la década de los 60, cuando Travers tuvo ciertas necesidades económicas. Aun así, su constante supervisión durante el rodaje, que inspiró la cinta protagonizada por Tom Hanks y Emma Thompson, fue una auténtica pesadilla para todos los que la rodeaban.

2 Julie Andrews y su 'venganza' contra Warner
GettyGetty Images

Aunque Disney pensó en Bette Davis como la Mary Poppins ideal, pronto le convencieron de que necesitaba a una actriz más joven para encarnar al personaje. La respuesta la obtuvo viendo el musical 'Camelot' que protagonizaba Julie Andrews. La actriz nunca había hecho cine y por aquella época estaba resentida con el medio. Jack Warner la había rechazado como la protagonista de la adaptación de 'My Fair Lady' que preparaba su estudio pese a que ella había representado el papel de Eliza Dolkittle sobre las tablas. En su lugar, el magnate optó por una Audrey Hepburn que tuvo que ser doblada en todas las canciones. Meses después, la protagonista de 'Desayuno sin diamantes' se quedó sin el Globo de Oro y Oscar a la Mejor Actriz. Ambos premios fueron a parar a Andrews, que pudo vivir su pequeña 'vendetta'. Durante la entrega de los Globos, la actriz le dio las gracias a Warner irónicamente por no haberla elegido para 'My Fair Lady'. El magnate del cine recibió la pulla con lágrimas de risa. Pese a lo que pueda parecer, Julie Andrews siempre ha declarado que acabó siendo muy buena amiga de Audrey Hepburn y que ambas se pasaron media vida riéndose de la anécdota.

3 El marido de la protagonista
Disney

Disney consiguió un dos por uno cuando seleccionó a Andrews para que fuese la protagonista de su película. En la representación de 'Camelot' también trabajaba Tony Walton, su joven marido, haciendo labores de escenógrafo. Curioso por antonomasia, Walt Disney le preguntó a qué se dedicaba y le pidió que llevase consigo algunos de sus trabajos a California. Lo que Walton no podía imaginar es que acabaría siendo el director artístico de 'Mary Poppins' y trabajaría codo con codo junto a su mujer. Los decorados que emulan el Londres de principios del siglo XX, y que incluyen la mítica Cherry Lane Street en la que vive la familia Banks, son obra suya.

4 La tragedia de Michael Banks
Disney

Matthew Garber y Karen Dotrice, los dos pequeños astros de 'Mary Poppins', ya habían trabajado juntos en 'Las tres vidas de Thomasina', una desconocida producción de Disney. El propio Walt tuvo claro que ellos debían ser los hermanos Jane y Michael Banks. La química entre ambos fue tal que repitieron unos años más tarde en 'El abuelo está loco'. Aunque con los años se retiraron del mundo del cine, la vida de los dos niños fue bastante diferente. Durante un viaje a la India, Garber contrajo hepatitis. Aunque su familia lo trasladó rápidamente a Londres, los médicos no pudieron hacer nada por salvar su vida. La enfermedad había afectado su páncreas y el joven murió con apenas 21 años. En entrevistas y documentales posteriores, Dotrice ha confesado sentirse arrepentida por no haber mantenido un contacto más fluido con el que fuese su hermano en la ficción.

5 La novia de Frankenstein, niñera antipática
Disney

Por casualidades de la vida, la madrina de la pequeña Karen Dotrice era Elsa Lanchester, la recordada 'novia de Frankenstein' y mujer del también actor Charles Laughton. Cuando el estudio buscaba a alguien para encarnar al personaje de la antipática niñera a la que sucede Mary Poppins, la madre de Dotrice recomendó a la veterana actriz. "¿Elsa? ¡Hace siglos que no sé nada de ella!", contestó el propio Walt Disney, que enseguida tuvo claro que, pese a la insignificancia de un papel que no tiene demasiado peso en la trama, no había nadie mejor para interpretar a la arisca Katie.

6 Sufragistas por casualidad
Disney

Glynis Johns, la madre de los Banks, no tenía demasiado claro si quería estar en una película musical. La única condición que puso la actriz británica para participar en 'Mary Poppins' fue que su personaje tuviese una canción propia. Los hermanos Sherman, autores de la banda sonora, habían compuesto un tema que no acababa de encajar en ninguna parte de la historia y transformaron la letra para adecuarla a las ambiciones sufragistas de la señora Banks. 'Sister Sufragette' fue el resultado de ese cambio y se convirtió en una de las canciones más recordadas del 'soundtrack'.

7 La canción favorita de Walt Disney
Disney

Dos de los grandes responsables del enorme éxito de 'Mary Poppins' fueron los hermanos Robert y Richard Sherman. Los compositores le dieron cohesión a las episódicas historias de Travers y las convirtieron en un conjunto lleno de canciones inolvidables como 'A spoonful of sugar' o 'Supercalifragilisticexpialidocious'. El tema más emotivo de la película, 'Feed the Birds', que Andrews canta en honor a la anciana que alimenta a las palomas de la catedral de San Paul, era el favorito del propio Walt Disney. El mítico productor y fundador del imperio del ratón Mickey siempre dijo que la canción era la que más le gustaba de toda su filmografía. 'Feed the birds' también resume el drama del señor Banks, la melancolía de un personaje que no sabe encontrar la verdadera felicidad en su familia y cuyo trabajo le impide ser verdaderamente libre. Es, por tanto, la canción que mejor resume el 'leitmotiv' de la película y un homenaje a la actriz que interpretó a la vagabunda, la mítica Jane Darwell, que cerró así una carrera marcada por éxitos como 'Las uvas de la ira' o 'Tres Padrinos' a las órdenes de John Ford.

8 Un éxito a prueba de modas
Disney

Nominada a 13 Oscars y ganadora de 5, 'Mary Poppins' , fue un éxito planetario y, en cierto modo, la culminación de la filmografía de Disney. También uno de los últimos grandes musicales de un Hollywood que cambiaba a marchas forzadas y empezaba a abrazar la contracultura y un cine menos popular. Su mezcla de animación y acción real ha sido elogiada durante décadas por críticos y público pese a que muchos la encuentren excesivamente cursi. Eso no impidió que recaudase más de 100 millones de dólares solo en Estados Unidos o que haya sido readaptada como musical en varias ocasiones. Tampoco que varias generaciones la hayan conocido a través del vídeo y de la televisión, ya que era una de las pocas cintas de Disney cuyos derechos fueron vendidos a los canales en abierto. Eso hizo que en la Televisión Española de los 90, por ejemplo, su emisión navideña se convirtiese en una tradición que acercó el musical protagonizado por Julie Andrews a la generación 'millennial'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo