Con niños en coche, ¡seguridad!

Por el bien de tu hijo, para llevarle en coche usa siempre un sistema de retención infantil que se ajuste a su talla, peso y edad. Es esencial.

Durante las vacaciones de verano son muchas las familias que se desplazan a otros lugares para disfrutar con los más peques.

Pero no debemos olvidar el peligro que supone a veces la carretera. Por eso, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) ofrece algunas pautas para disfrutar de un viaje seguro y recomienda leer la “Guía para Padres sobre la Prevención de lesiones no intencionadas en la edad infantil”, recientemente publicada por el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones Infantiles de la Asociación Española de Pediatría y la Fundación Mapfre (disponible aquí).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Recomendaciones necesarias

En el coche, debes dar ejemplo a tus hijos poniéndote siempre el cinturón de seguridad y cumpliendo las normas de circulación.

Y, por supuesto, no llevar jamás al niño sin un sistema de retención infantil, ajustado a su talla, peso y edad. ¿Por qué son tan importantes estos sistemas? Porque está demostrado que reducen un 75% la mortalidad y hasta un 90% la cifra de lesiones graves en caso de accidentes.

Además, recuerda que es importante saber colocar adecuadamente el sistema de retención infantil, por lo que si tienes dudas debes acudir a un establecimiento oficial para que te expiquen su uso.

La legislación de la DGT obliga a llevar a los niños en los asientos traseros hasta que alcancen una estatura de 1,35 metros. Además, está recomendado que viajen en el sentido contrario a la marcha (hasta que su estatura lo permita) porque se reducen las lesiones gracias a la protección que esta posición ofrece para la cabeza y el cuello.

Distintos sistemas

Hasta que se generalice el sistema iSize, los sistemas de retención infantil por grupos son:

  • Grupo 0 y 0+: recién nacidos hasta 13 kg aproximadamente. Hay que colocarlos siempre en el sentido contrario a la marcha para proteger cabeza, cuello y columna.
  • Grupo 1: de 1 a 4 años más o menos. Estos sistemas se fijan al asiento del coche mediante el cinturón de seguridad o mediante sistema isofix.
  • Grupo 2 y 3: de 15 a 36 kg aproximadamente. Se trata de cojines y asientos elevadores pensados para niños de 4 a 12 años, que son demasiado grandes ya para las sillitas pero pequeños para utilizar únicamente el cinturón de seguridad.
  • A partir de 135 cm (mayores de 12 años): aunque la DGT recomienda que hasta los 150 cm sigan empleando sistemas de retención del grupo 2-3, a partir de los 135 cm ya pueden utilizar únicamente el cinturón de seguridad de los adultos.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo