La importancia de hidratarse al viajar en coche

Agosto es una de las fechas señaladas por los españoles para ir de vacaciones en familia. Mantener una buena hidratación al volante es imprescindible para lograr una conducción adecuada y responsable.

Ya ha llegado agosto, el tiempo de ir a la playa con los más pequeños para disfrutar de las vacaciones en familia.

Durante estas fechas se producen millones de desplazamientos por las carreteras españolas.

Muchos de los trayectos son largos y a los niños se les hacen pesados, por eso debes intentar distraerles con juegos y parar cada dos horas para estirar las piernas y descansar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, si vas al volante no debes olvidar hidratarte y estar concentrado en la carretera en todo momento.

El conducir supone estar atento en todo momento, por eso, el European Hydration Institute (EHI), que promueve la importancia de la hidratación y sus efectos en la salud, bienestar y rendimiento físico y cognitivo, alerta que hay que estar bien hidratados mientras se conduce durante las operaciones salida y retorno este verano.

La falta de una hidratación adecuada provoca mareos, fatiga, dolor de cabeza y somnolencia, y por lo tanto la posibilidad de tener un accidente.

Además, las bebidas con cafeína ayudan a mantener la concentración.

Recuerda que siempre hay que beber antes de tener la sensación de sed.

Una hidratación adecuada

La hidratación se ha convertido en un factor de primer orden dentro de la nutrición y de la salud.

Dentro de una dieta equilibrada nunca puede faltar, el agua pero también es recomendable combinarlo con otros líquidos como zumos y refrescos sin calorías que, en este caso, te ayuden a estar con todos los sentidos sobre la carretera.

Asimismo, tal y como explica el Profesor Lluís Serra-Majem, miembro del Comité Científico Asesor del EHI "es muy importante equilibrar las ingestas y lo que bebemos, con lo que perdemos. Básicamente las pérdidas se producen por la orina, la sudoración o incluso por la transpiración. Mantener el equilibrio nos asegura una buena hidratación”.

Según datos facilitados por Coca-Cola, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) indica cuánta agua o líquidos hay que beber al día: entre 2 y 2,5 litros.

Además recomiendan reforzar la hidratación ante el incremento de temperaturas. Por eso tanto si viajas, como si vas a dar un paseo con los más pequeños recuerda llevar siempre un botellín de agua o refrescos para que vayáis bebiendo cada cierto tiempo, siempre sin esperar a la sensación de sed.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Temperatura moderada en el coche

Si bien es cierto que conducir a temperaturas muy elevadas aumenta la sudoración con la consiguiente pérdida de agua de nuestro organismo, también hay que tener en cuenta que el aire acondicionado puede incrementar el riesgo de una hidratación inadecuada debido al aire seco y la baja humedad que se produce en el ambiente.

Por lo que el viajar a una temperatura moderada también ayuda a mantener nuestro cuerpo a un nivel de hidratación correcto para una buena conducción.

Publicidad - Sigue leyendo debajo