Un alojamiento a vuestra medida

Instalaciones adaptadas para bebés, servicios de limpieza, cocina completa, aire acondicionado, salas de juegos, menú infantil.... Comprobad lo que ofrece cada alojamiento antes de optar por uno u otro.

No existe un alojamiento ideal, sino opciones más o menos acertadas para cada familia. De hecho, lo importante es que el alojaminto elegido cumpla una serie de requisitos según la edad de vuestro hijo.

Lo ideal es recrear al máximo el ambiente de casa. Cuando es aún un bebé las mejores opciones son los hoteles o las casas y apartamentos de alquiler. A medida que vaya creciendo, podréis optar ya por bungalows de madera, camping, autocaravanas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

De entrada una buena idea es elegir fórmulas de alojamiento amigables con las familias (las llamadas “child friendly” o ”family welcome”).

Hotel

Para que un hotel pueda ser valorado como familiar ha de cumplir requisitos como éstos (cuantos más, mejor): salas interiores de juego, parques infantiles, piscina infantil, programa de animación, servicio de canguros, habitaciones familiares comunicadas, tv con programas infantiles, señalización de peligros, servicios adicionales (calientabiberones, bañerita...).

Antes de reservar es útil ver qué han comentado otras familias en las redes sociales de viajes.

Casa rural

No todos los alojamientos rurales están preparados para familias con niños. Además de que esté situada en un entorno natural y mantenga la arquitectura tradicional de la zona, en una casa rural valorad este tipo de aspectos: que haya espacios reservados para niños, que cuente con actividades infantiles, que no esté muy alejada de los núcleos urbanos y que disponga de cunas o camas supletorias.

Un ejemplo son las Vilars Rurals (en Cardona, Sant Hilari y Arnes), un nuevo concepto de alojamiento rural: son establecimientos hoteleros familiares (habitaciones con cunas, cambiador, etc.) en forma de pequeño pueblo que combinan la esencia y la identidad rural con un alto nivel de confort. Y tienen el sello Baby friendly.

Apartahotel

Esta fórmula es una de las más valoradas por los padres, ya que conjuga a la perfección las ventajas del hotel y las del apartamento: permite ahorro económico, aporta más intimidad, más libertad para la pareja cuando los niños duermen y un control de horarios en una cocina abierta las 24 horas. Es perfecto para estancias cortas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Glamping

La última tendencia en vacaciones alternativas se llama Glamping, una unión entre camping ecológico y otros alojamientos originales: tiendas de safari, cabañas en los árboles, tipis y hasta carromatos o vagones vacíos de tren. Para los niños pueden ser unas vacaciones divertidas y educativas y lo bueno es que dentro del glamping hay opciones para todos los bolsillos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo