Las reglas de juego para madres y padres de niños pequeños

Jugar es la principal ocupación de los niños. Ellos juegan para divertirse, no para aprender, pero todo lo aprenden jugando. Y necesitan que sus padres jueguen con ellos.

¿Cómo juegan y aprenden?

Reflexiona sobre estos 15 requisitos y descubrirás cómo aprende jugando tu hijo: con estímulos para los sentidos; con sensaciones agradables; en un espacio apropiado; con contacto humano; a su ritmo; con movimiento y acción; por imitación; jugando de distintas formas; por repetición; probando por sí mismo; resolviendo con su esfuerzo problemas o retos; con creatividad y fantasía; a través del lenguaje; sin miedo a hacerlo mal; teniendo éxito en sus intentos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Atiende a sus señales

Vuestro juego debe divertirle. Tú le enseñas formas de jugar y él a ti. Las que elige son las que le permiten practicar las capacidades que está adquiriendo. Él manda en el juego: si retira la mirada (luego llorará), cambia de juego. Si es más mayor, consigue que quiera jugar contigo. Respeta también los momentos en los que le ves entretenido jugando solo (mirándose las manos si es un bebé, hablando a sus muñecos...).

Jugar con entusiasmo y buen humor

Se juega por placer, es una actitud. Implícate en sus diversiones con entusiasmo, para que sienta que te interesas, no te enfades con él (el juego pierde su función) y reconduce sus enfados con mano izquierda y buen humor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo