Ideas para jugar en casa con el bebé de 6 a 12 meses: Hacer que suceda

Tu bebé aprende a sentarse y a desplazarse así o gateando, a coordinar ojo y mano para alcanzar objetos y a hacer que las cosas sucedan con sus acciones.

Toma y dame

Primero aprende a coger y luego a soltar. Le encanta este juego: yo te doy, tú me das, y entiende tus palabras (aunque aún no hable).

Pelotas de ping-pong

Pon tres en un cuenco grande y hazlas rodar. O ponlas en la bandeja de su trona para que las tire y tú las recojas. En el suelo, enséñale a meterlas por un tubo de cartón: se sorprenderá al verlas salir y descubrirá que lo que no ve aún existe (le ayuda a soportar la separación). Cuando sea más mayor: rodarlas por el suelo, disparar con el dedo, encestar, hacer carreras soplando con pajita…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Baño divertido

Dale juguetes de vaciar y llenar, objetos que se hundan o que floten, un libro de baño...

Sus muñecos hablan

Y actúan y sienten. Es increíble cómo los niños creen que sus juguetes tienen vida propia cuando los agitamos y les hacemos hablar. Tu propia mano puede ser una araña o tu dedo un muñeco parlante. Hazle teatro así y anima sus libros contándoselos con entusiasmo.

Gatitos amigos

Gatear es muy beneficioso. Es probable que tu hijo lo haga hacia los 9-10 meses si le animas. Ponte a gatas con él, enséñale a maullar y jugad a ser gatitos que exploran. Un juego motriz y afectivo.

Espacios de juego: cuna, cama (contigo), hamaquita, manta en el suelo, bañera infantil, trona, corralito, espacio en el salón, su cuarto y estancias por las que pueda gatear. Eso sí, a partir de ahora revisa todos los lugares a los que tiene acceso para retirar cualquier posible peligro.

Juguetes: tú, peluche afectivo, juguetes de accionar (al tirar de una cuerda o pulsar botones), anillas de ensartar, rulo, pelota, juguetes de baño...

Publicidad - Sigue leyendo debajo