De 0 a 6 meses: ¿A qué jugamos?

Seguro que se te ocurren un montón de ideas para entretener a tu hijo en casa en las tardes en las que no podéis salir. Aquí tienes algunas más, pensadas para distintas edades (0-6 y 6-12 meses, 1 año, 2 años y 3 años). ¡A jugar!

Esas tardes de lluvia y frío en las que apetece quedarse en casa pueden ser las más divertidas y provechosas.
A veces sólo nos hace falta un empujoncito para aparcar nuestras ocupaciones y problemas dedicar tiempo de calidad y atención a nuestros hijos, jugando con ellos.

De 0 a 6 meses: Su juguete eres tú

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El bebé juega por curiosidad, con los cinco sentidos, para descubrir su entorno y a sí mismo. Pasar una tarde jugando con él supone convertir cada tarea (darle de comer, asearlo, llevarlo de un sitio a otro…) en una diversión.

Paseo estimulante

A los bebés les encanta que los llevemos en brazos de paseo por la casa mostrándoles cosas que les llamen la atención. Les atraen los objetos brillantes, los que tienen movimiento, el reflejo del espejo, las fotos y dibujos que hemos colgado, la vista desde la ventana… Y les agrada oír las explicaciones que les vamos dando.

Sesión de baño y masaje

Lo que al principio es una preocupación, bañar al bebé, pronto es algo divertido. Un cuarto caldeado, el agua a 37 ºC, tiempo sin interrupciones… Mécelo suavemente en el agua, anímale a patalear, háblale… Si te apetece y tienes ayuda, báñate alguna vez con él. Al secarle, dale el cepillo o la esponja para que pruebe texturas. Pon música relajante mientras le masajeas con la hidratante y le haces gimnasia. El “salón de baños y masajes” puede ser uno de vuestros juegos favoritos durante años.

Juegos de falda

Cantar nanas al bebé, bailar con él, jugar cuerpo a cuerpo en la cama (con caricias, palabras, miradas, cosquillas, tiernas peleas…) son actividades que le encantan. Más adelante, juegos de dedos (“cinco lobitos”, “éste fue a por leña”…), nombrarle las partes del cuerpo y columpiarlo en tus rodillas al ritmo de una rima (“aserrín aserrán” , “al trote, al galope”...) que le anticipe el próximo movimiento.

Toca y chupa

Hasta los 12 meses el niño explora las cosas con la boca. Quita de su alcance lo que sea peligroso y juega a darle objetos que sí pueda chupar y morder y que le aporten estímulos variados (olor, sabor, tacto).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Espacios de juego: Tu cuerpo, cuco, cuna, cama y cambiador (contigo), bañerita, hamaquita, manta en el suelo... Pero ojo, recuerda que jamás debes dejarle solo en un lugar en el que exista riesgo de caída.

Juguetes: Tú, sonajero, mordedor, chupete, móvil de cuna, calcetines con cascabel, piano de cuna (para los pies), carrusel, manta de actividades, peluche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo