¿En coche con niños?: copiloto, te toca ayudar

Conducir con alguien al lado que ofrezca una conversación entretenida es más ameno que hacerlo en silencio.

Y, por supuesto, más relajante que escuchar los llantos de un bebé o las riñas de dos hermanos (una de las principales causas de distracción al volante).

Según un estudio realizado entre conductores españoles, el 78% de las mujeres copilotos dan conversación al conductor en el viaje, pero un 34% de ellas (incluidas algunas de las que charlan) se duermen durante el trayecto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por el contrario, si las que conducen son las mujeres, el 85% de los copilotos aportan charla y permanecen atentos al viaje “ofreciendo consejos” y sólo un 15% echan una cabezadita.

División de tareas

Cuando hay niños a bordo, aunque se establecen turnos entre los padres, la mayor parte del trayecto en coche la realiza el varón, mientras que suele ser la mamá la encargada de atender a los pequeños.

Se puede deducir que para la conducción, ellos confían menos en ellas. Y que, por su paciencia y mejor entendimiento de los hijos, la tarea de atenderlos en ruta se la dejan a las mamás.

Publicidad - Sigue leyendo debajo