Los pros y contras de los aparatos de juego del parque

En el parque tu hijo encontrará aparatos de juegoque no sólo le divierten, además le ayudan en su desarrollo. Pero en ocasiones pueden ser peligrosos. Para prevenir accidentes, te explicamos los pros y contras de cada aparato de juego y la precauciones que debéis tomar.

Túneles

Gatear y reptar por ellos favorece el desarrollo de los hemisferios cerebrales y ayuda a tu hijo a tolerar los espacios cerrados y a desenvolverse cuando estás fuera de su vista.

Precauciones: Vigila que no haya demasiados niños dentro del mismo túnel y explica al tuyo que no es un lugar para quedarse escondido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Toboganes

Estimulan el sistema vestibular, responsable del equilibrio. Para fomentarlo es bueno que tu hijo se tire en diferentes posiciones.

Precauciones: Si el tobogán mide más de un metro debe tener barandilla y una plataforma acotada. Recuerda a tu hijo que las escaleras son sólo para subir, no para bajar.

Mallas para escalar

Entrenan la coordinación bilateral (usar la mano derecha y la pierna izquierda y viceversa), básica para juegos en los que los grupos musculares intervienen de forma independiente (el fútbol, el tenis...).

Precauciones: Las cuerdas no deben estar demasiado separadas entre sí y no debe haber muchos niños trepando por ellas a la vez.

Asientos con muelles

Ayudan a trabajar los músculos relacionados con el equilibrio y la fuerza y no requieren demasiada coordinación.

Precauciones: Vigila que no meta el pie en el muelle y comprueba que con el empuje no llega a tocar el suelo. No debe montarse con otro niño.

Columpios

Estupendos para que el niño desarrolle una mayor tolerancia al mareo.

Además, le fortalecen la espalda y el cuello y le ayudan a mantenerse derecho, al tener que corregir su posición hacia adelante y hacia atrás cada vez que lo empujamos.

Precauciones: Si tu hijo es muy pequeño debe usar las sillitas con respaldo y frontal. Las cadenas deben estar recubiertas de plástico para que no se pille los dedos.

Adviértele que debe mantenerse lejos cuando otros niños se están columpiando.

Balancines

Favorecen el equilibrio, fortalecen la espalda y enseñan a los niños a controlar la velocidad.

Precauciones: Deben contar con reposapiés y amortiguación, para proteger la espalda de los pequeños y evitar que salgan despedidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo