¡Nos vamos a Chinchón!

El plan es inmejorable: visitar la encantadora localidad de Chinchón, situada a sólo 47 Km de Madrid. Llena de lugares historicos, como su castillo, restaurantes fabulosos y callejuelas que os van a enamorar.

En el centro neurálgico de Chinchón se encuentra su reconocible Plaza Mayor, denominada la cuarta maravilla de la Comunidad de Madrid y una de las más pintorescas del mundo, con sus balconadas de madera y sus soportales. En el siglo XVI era el escenario de las ferias de ganado y hoy alberga el Ayuntamiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de pasear por la plaza y por las callecitas que entran y salen de ella, a los niños les encantará dar un paseo en burro. Y después de esta divertida experiencia, nada mejor que reponer fuerzas en alguno de los restaurantes estupendos de Chinchón.

Podéis degustar una selección de quesos en La Casa del Pregonero, una sopa típica de Chinchón en el Mesón de la Virreina o unas judías al puchero y un cordero asado en Las Cuevas del Murciélago.

Por la tarde podemos pasear y acercarnos al castillo medieval y a la colina donde se encuentran la torre sin iglesia y la iglesia sin torre, desde donde se observan las mejores vistas de Chinchón y de la vega que riega su tierra.

MONUMENTOS HISTÓRICOS

La to rre sin iglesia pertenecía a la extinta iglesia de Nuestra Señora de Gracia. Y la iglesia sin torre es la de Nuestra Señora de la Asunción, de imprescindible visita, ya que en su altar mayor se puede contemplar un lienzo de Goya.

Llega la hora de descansar y hay muchas opciones interesantes, entre ellas el Parador de Chinchón y el Hotel La Casa del Convento, recientemente rehabilitado y con un spa maravilloso.

Después de un desayuno casero y tradicional, es hora de visitar el museo etnológico La Posada. Os gustará, porque encierra una gran colección de objetos pertenecientes al pasado que os animará a reflexionar sobre cómo ha evolucionado nuesto modo de vida a lo largo de la Historia.

Y ya emprendemos la vuelta a casa, no sin antes comprar unos dulces típicos, ajos o un delicioso anís de Chinchón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo