Menorca ideal para escaparse con niños

Un plan inmejorable es visitar esta preciosa isla, llena de encanto durante todo el año.

Menorca es una isla pequeña, que se puede recorrer en poco tiempo en coche. Sus dos ciudades principales, Ciudadela y Mahón, se encuentran cada una en una punta y la distancia entre ellas es de apenas 50 kilómetros.

Podéis empezar la visita en la aristocrática Ciudadela, con unas casas señoriales dignas de admirar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Calas bellísimas

Sus zonas de playa más turísticas son Cala Blanca y Cala´n Bosc. Pero merece la pena alquilar un barquito (los precios son asequibles) y descubrir calas más vírgenes, como Cala Macarella o Cala´n Turqueta, donde podréis admirar sus aguas cristalinas. A los niños les encantará.
Continuando el camino en coche hasta Mahón por la costa veréis a vuestro paso faros que llamarán vuestra atención por sus colores (muchos de ellos se pueden visitar). En Sant Lluis, al sureste de la isla, se encuentra el hotel Barceló Pueblo Menorca, un lugar ideal para alojarse con niños, ya que ofrece todo tipo de comodidades y diversión para ellos, incluyendo un parque acuático infantil.
Y después de dar buena cuenta de una cena con deliciosos productos de la zona, como la sobrasada o el queso de Mahón, y de descansar, toca el turno de visitar la capital.

Mahón, una maravilla

Su famoso puerto, protagonista de miles de historias y conflictos en siglos pasados, se llena de vida con sus mercadillos, donde podréis comprar las famosas avarcas. En la misma bocana del puerto se encuentra la Fortaleza de la Mola, que merece una visita. Tampoco hay que perderse el Museo de Menorca, que muestra objetos del periodo prehistórico de la isla.
www.disfrutamenorca.com
www.barcelopueblomenorca.com
www.illesbalears.es

Publicidad - Sigue leyendo debajo