Escapada familiar a las Rías Bajas

Las Rías Bajas ofrecen un paisaje especial. Agua y tierra se confunden en un clima mucho más benigno del que imaginamos los que no vivimos en la zona. Tanto los papás como los niños disfrutaréis de lo lindo de Pontevedra.

Llegar a La Toja y relajarse es todo uno. La isla invita a pasear, a escuchar a las gaviotas y a dejarse llevar por la tranquilidad que se respira. Es una gran idea que os alojéis en el Hesperia Isla de La Toja, un hotel balneario de 4 estrellas con unas instalaciones estupendas y un personal atentísimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Justo junto al hotel hay un parque amplio y tranquilo, donde los niños pueden jugar sin peligro. Y también al lado, la ermita de San Sebastián, más conocida como la iglesia de las conchas, por estar cubierta de grandes conchas blancas.

Podréis ver tambiéen cómo trabajan las concheiras, que realizan a mano todo tipo de collares, pulseras y pendientes con las conchitas que encuentran en la playa.

Y EL DOMINGO, A VIGO

De La Toja a Vigo hay unos 70 Km de distancia. En el camino es obligatorio pasar por Combarro para visitar la localidad, bellísima y al más puro estilo gallego: hórreos, calles estrechas, casas de piedra... Declarada Conjunto Histórico Artístico.

Si hay marea baja seguro que veis a las mariscadoras cogiendo mejillones y almejas, toda una experiencia.

Ya en Vigo podéis dar un agradable paseo por la calle principal, la Avenida García Barbón, muy señorial, y acercaros al puerto. Desde allí, la naviera Maregalia organiza excursiones en velero a las maravillosas Islas Cíes.

Si tenéis oportunidad, no os lo perdáis. Los capitanes de los veleros son simpatiquísimos y os harán el viaje muy ameno. ¡Hasta podréis llevar vosotros el timón! Y como se navega por la ría, no hay oleaje, por lo que es bastante raro que los niños lleguen a marearse.

Si decidís hacer noche en Vigo, nada mejor que alojaros en el NH Palacio de Vigo, con una fantástica decoración que os transportará a otras épocas...

Publicidad - Sigue leyendo debajo