Loiba, en Galicia: una granja en el fin del mundo

O para ser más exactos, un lugar idílico en el rincón más septentrional de la Península Ibérica.

En la comarca de Ortegal (provincia de A Coruña) se mezclan las sierras y prados con bruscas caídas al mar. Y allí está la aldea Lamacido (Tf. 981 418 146 y www.lamacido.com), en Loiba, municipio de Ortigueira, con cinco viviendas, cuadras, hórreos y alpendres. La finca es de tres hectáreas rodeadas de bosque, con campo de juegos, piscina y animales de granja (jabalíes, cabras, gallinas, ocas, pavos, conejos…). Éste es uno de sus grandes atractivos, ya que si lo solicitas, tu hijo podrá darles de comer en cualquier momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este espacio rural cuenta con una oferta lúdica ideal para los niños: en el jardín disfrutarán del juego de la llave, de la rana, petanca, palas, disco volador... Y hay una caseta de madera acotada con juegos infantiles. Si tu hijo aún no ha cumplido 3 años, utilizar estos servicios es gratuito (lo mismo que la cuna). Si tiene más de 3 años el precio es de 16 euros al día. Pero aún queda lo mejor, porque la ubicación de Loiba es privilegiada: en un radio de 8 kilómetros dispone de 15 playas. Por su accesibilidad y servicios os recomendamos cuatro, muy aptas para estar con bebés y niños pequeños: Morouzos y Espasante (ambas en Ortigueira), Esteiro
(en O Barquero) y Siloe (en O Vicedo). Ah, y no dejéis de visitar Cariño, un dulce nombre para los acantilados más altos y abruptos de Europa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo