Escapada de fin de semana con niños

La primavera es una estación perfecta para hacer rutas familiares, coger el coche e ir haciendo paradas para ver lo más destacado de cada lugar y aprender cosas nuevas. Sólo tenéis que escoger un fin de semana y disfrutar de la escapada por Extremadura que os proponemos.

Hemos preparado para vosotros un recorrido de unos 40 Km en coche por una zona preciosa de Cáceres, donde el buen tiempo está casi asegurado. Comenzamos en pleno centro de Extremadura, en Montánchez, donde hay que visitar su castillo almohade, del siglo XII. Desde él obtendréis una vista fabulosa de la zona. Antes de emprender el camino podéis degustar los fantásticos jamones, chacinas y embutidos de Montánchez. Espectaculares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Iniciamos la marcha por la carretera EX-381 hasta Torre de Santa María. A los niños les gustará ver los talleres de herrería del pueblo. Y, cómo no, hacerse una foto junto a la grandiosa encina "La Nieta", con un tronco de casi cinco metros de diámetro y declarada Árbol Singular.

Seguimos nuestro camino por la misma carretera y llegamos a Salvatierra de Santiago. Aquí podéis observar yacmientos de la época romana y de la árabe y dar una vuelta por su Plaza Mayor, donde se levanta el Hospital del Peregrino, un edificio construido en el siglo XVI.

A continuación retomamos la ruta y pasamos primero por el pueblo de Ruanes y después por La Cumbre. Esta última es una localidad de origen medieval con una Casa-Palacio muy bien conservada.

CAMINO DE TRUJILLO

Terminamos la ruta en Trujillo, tierra de conquistadores. Es buena idea hacer noche aquí para disfrutar un día más de una ciudad con mucha historia. Una gran opción es hospedarse en la Finca Santa Marta, un cortijo rodeado de olivares y viñedos, con jardines y piscina. Desde 75 € la noche.

La mañana siguiente hay que desayunar fuerte para patearse Trujillo: el castillo y la Plaza Mayor, llena de vida y donde veréis el monumento a Pizarro, trujillano que descubrió Perú y que también tiene un museo aquí. Además, del 1 al 3 de abril tiene lugar en la plaza el Mercado del Descubrimiento,con motivo de los 500 años del nacimiento de Orellana, descubridor del Amazonas. Se escenificará la vida cotidiana del pueblo en aquella época con animaciones, juegos, talleres, puestos de artesanía...

Ah, y no podéis decir adiós a Trujillo sin dar buena cuenta de su gastronomía en los restaurantes Bizcocho o Corral del Rey. Es obligatorio probar las migas, la caldereta, la torta del Casar o las perrunillas. Deliciosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo