Neo, un bebé de foca, primera cría de 2011 en el Zoo de Madrid

Se llama Neo, es un macho de foca gris y es la primera cría nacida en el Zoo de Madrid en 2011. Como siempre está jugando, a los niños les encanta.

Neo llegó al mundo el 3 de enero de 2011, pero hasta el mes de marzo no ha sido presentado en sociedad. Su madre le amamantó durante dos meses, fuera del agua, y ahora ya es posible verle jugando con sus congéneres en la piscina exterior de la Instalación de Mamíferos Marinos del Zoo Acuarium de Madrid. Es un espectáculo.

Neo es hijo de Vizky y Blanca, dos ejemplares de foca gris (Halichoerus grypus), de 9 años, que a pesar de ser padres primerizos, están cuidando a su cría con total normalidad.

Al nacer, tras 11 meses y medio de gestación, Neo pesó 14 Kg. Dos meses después la foquita alcanzó los 60 Kg, sólo con leche, y ahora está engordando a base de arenques, de los que come 3 Kg al día. Cuando sea mayor, este ejemplar de foca gris, habitual en las frías aguas del Norte, alcanzará 2,2 metros de longitud (2 metros las hembras) y unos 230 Kg de peso (150 Kg las hembras)

Otro aspecto en el que ha cambiado es la piel: ya ha perdido ese pelaje blanquecino y esponjoso tan achuchable con el que aparece en la foto, porque no le habría servido para nadar: al sumergirse en el agua, habría actuado como una esponja, aumentando su peso y hundiéndolo. Asi que ahora su piel es lisa y brilllante, parecida a la de sus padres, aunque más oscura.

Pero Neo sigue siendo muy joven, es el más trasto del grupo. Siempre está jugando y sus cuidadores dicen que es un “niño mimado”, al que siempre le gusta llamar la atención.

Visitar a la foquita Neo, así como a otras crías que nacen en estas fechas, es una buena excusa para llevar al Zoo a los más pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo