La gallinita ciega

Esta actividad favorece el desarrollo de la orientación espacial y el equilibrio.

Entre un grupo de niñas se elige a una para que sea la gallinita ciega; después de vendarle los ojos, y mientras la niña gira tres o cuatro veces sobre sí misma, el resto de las pequeñas se coloca en un corro cantado:”Gallinita ciega ¿qué se te ha perdido?”. A lo que ella responde: “Una aguja en un pajar”. Y todos dicen: “Pues da tres vueltecitas y la encontrarás”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Entonces la niña tiene que encontrar a alguien y sin destaparse los ojos debe adivinar por el tacto de quién se trata. Para hacer más complicado este juego de niñas que ya practicaban nuestras madres y abuelas, las participantes se pueden intercambiar prendas de ropa. Si no acierta de quién se trata volverá a ser la gallinita ciega y si lo acierta, la otra niña se la ligará en la siguiente ronda.

Es bueno para…

Desarrollar la orientación espacial, el equilibrio y el sentido del tacto. Favorece el contacto piel con piel y ayuda a sobreponerse en situaciones estresantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo