Cunitas o lazo

Este juego mejora la psicomotricidad fina y la capacidad de visión espacial.

Necesitas una cuerda fina o un trozo de lana de entre metro y metro y medio de longitud, que deberás atar por sus extremos. La primera niña coloca la cuerda entre sus manos formando la figura básica de inicio (una elipse).

Su oponente debe cogerla por unos puntos concretos y pasarla a sus manos formando una figura distinta, y así sucesivamente. Cada una de las figuras recibe un nombre (la cuna, la casa, las tijeras…) y pierde la niña que no puede hacer una figura cuando es su turno o la que se le haga un nudo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es bueno para…

La psicomotricidad fina, ya que para no fallar hay que asegurarse de mantener la tensión correcta en la cuerda con los dedos índice y pulgar. Además de ser un juego muy entretenido para las niñas es un buen ejercicio deductivo y espacial, al tener que imaginarse las figuras que se van a crear antes de llevarlas a cabo.

Y fomenta la socialización, porque hacen falta dos jugadores que además tienen que aprender a respetar el turno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo