La comba

Uno de los juegos de niñas más tradicionales, que mejora la coordinación y los reflejos.

Tan solo se necesita una cuerda de unos tres metros de largo. Dos niñas la cogen por los extremos y la balancean suavemente de un lado a otro para que el resto de las niñas la salten al ritmo de la canción elegida.

Hasta los cinco años lo normal es que jueguen a la cuerda balanceada más que a la comba o los dobles, que requieren mayor destreza física.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Entre las canciones más utilizadas está “Soy la Reina de los mares” (Soy la reina de los mares, y ustedes lo van a ver, tiro mi pañuelo al agua (lo deja en el suelo), y lo vuelvo a recoger (lo recoge). Pañuelito, pañuelito, ¿quién te pudiera tener? Guardadito en el bolsillo, como un pliego de papel).

Otra muy tradicional en este juego de niñas es “Al pasar la barca” (Al pasar la barca, me dijo el barquero: las niñas bonitas no pagan dinero. Yo no soy bonita, ni lo quiero ser, arriba la barca, una, dos y tres).

Es bueno para…

Fomentar los reflejos y la coordinación gruesa, mejorar el equilibrio, la lateralidad y desarrollar el tono muscular.

Además, ayuda en la memorización y enseña a respetar el turno, lo que mejora la paciencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo