Consejos para que los dispositivos electrónicos no perjudiquen a tus hijos

Todos hemos dejado en algún momento nuestro móvil a los niños para que se entretenga un rato, pero ¿realmente has controlado para qué lo han usado? Toma nota de estas pautas para que el uso de estos aparatos no perjudiquen a tus hijos.

dispositivos móviles y niños, trucos para que no sean perjudiciales para ellos
Kevin DodgeGetty Images

Es un hecho que los dispositivos móviles se han convertido en los reyes indiscutibles del baúl de juguetes en muchas casas. Los niños se rinden con facilidad a su atractivo, tanto que para muchos se imponen a cualquier otra alternativa de juego. Esto es algo que a los padres les disgusta y, muchas veces, también les preocupa.

Según un estudio realizado entre 400 familias españolas y promovido por Lingokids, plataforma online para el aprendizaje de inglés en edades tempranas, el 64% de los niños entre 2 y 8 años cuenta ya con su propia tablet o smartphone, un 52% lo utiliza cada día y un 43% le dedica más de 6 horas a la semana. En cuanto a los contenidos, el 29% ve vídeos de YouTube, y las aplicaciones educativas se quedan en un 21%.

Mucho se ha hablado de si es bueno o no exponerles tan temprano a este tipo de dispositivos. Como se suele decir, nada en sí mismo es malo: depende del uso que se haga de ello. No podemos negar que la tecnología forma parte de nuestras vidas y las de nuestros hijos, por lo que debemos adoptar una serie medidas que hagan que esa convivencia sea saludable y equilibrada.

La primera de ellas es la supervisión. Es importante que los padres controlen qué hacen sus hijos con la tablet o el teléfono para asegurarse de que están consumiendo los contenidos apropiados. Sin embargo, según el citado estudio, sólo un 56% de los padres acompaña a su hijo mientras maneja estos dispositivos, y un 31% no utiliza herramientas de control parental.

La segunda medida está relacionada con los tiempos de exposición. Según los expertos, no deben superar los 30 minutos en niños de 2 a 5 años, y los 60 minutos en niños de 6 a 12 años.

Para terminar, es recomendable dirigir a los niños hacia contenidos de carácter educativo. Hoy en día existen apps que consiguen que se entretengan y se diviertan mientras aprenden, a través de juegos interactivos, canciones y vídeos adaptados a su edad, y que cuentan con los adecuados sistemas de seguridad, con lo que los padres pueden relajar durante un rato su vigilancia.

Siguiendo estas pautas, el móvil y la tablet podrán convertirse en un aliado tanto de los niños como de sus padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo