10 síntomas que indican que tu hijo debería ir a un colegio de educación alternativa

Ken Robinson y Lou Aronica en su libro 'Tú, tu hijo y la escuela' hacen alusión a Jerry Mintz, una voz destacada del movimiento a favor de las escuelas alternativas, quien propone 10 signos que pueden indicar que tu hijo necesita un enfoque educativo distinto.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Odia la escuela

Si a tu hijo no le motiva ir al colegio y vuelve a casa decepcionado cada día, puede que algo esté fallando. Es recomendable que hables con él y descubras la razón que le lleva a odiar la escuela, si es por los compañeros, por el sistema educativo...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Le cuesta relacionarse con adultos o niños mayores o menores que él

Puede ser una señal de que tu hijo solo haya aprendido a establecer relaciones con niños de su edad en lugar de hacerlo con grupos más heterogéneos de personas, sintiéndose incómodo al interactuar con gente más adulta o más joven que él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Está obsesionado con las marcas y la moda

Si tu hijo solo quiere llevar ropa de marca o que esté a la moda puede ser un indicativo de que su entorno se rige por una cultura que se focaliza más en lo externo que en lo interno, lo que induce a los alumnos hacia vías superficiales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vuelve a casa cansado y de mal humor

Un día malo lo tiene cualquiera, pero cuando es recurrente puede ser por un problema concreto, ya sea por sus amistades o porque la educación que se le está inculcando no le motiva sino que le debilita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Se queja de situaciones injustas

Si tu hijo se queja constantemen de situaciones injustas puede que en su colegio no estén tomando medidas correctas para solucionar conflictos y que hay una falta de comunicación con los alumnos. En algunos centros, los adultos resuelven los problemas sin contar con los niños, impidiéndoles desarrollar su aptitud para afrontar problemas y saber solucionarlos por sí mismos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Ha dejado de leer o escribir por diversión, solo lo hace por obligación

El énfasis por llevar a cabo las obligaciones y los deberes escolares puede derivar en que los niños pierdan el interés en otras actividades, como leer o escribir, que antes les gustaba practicar en su tiempo libre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Deja los deberes para el último momento

Si deja los deberes para el último momento puede significar que estos no satisfacen sus necesidades sino que se han convertido en algo rutinario que no le provoca interés y que mina su curiosidad innata.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nunca llega a casa entusiasmado por algo que haya pasado en el colegio

La educación, el aprendizaje e ir a clase debe ser algo divertido, didáctico e incluso interesante. Si tu hijo nunca llega a casa contento por algo que haya pasado o haya aprendido en la escuela puede que en dicho centro no haya nada que le interese.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
La escuela te ha recomendado que tu hijo tome medicación para regular su conducta

En la actualidad, muchos planes de estudios se centran en controlar la conducta. Sin embargo, es prácticamente imposible que tu hijo esté concentrado durante toda la larga jornada escolar, ni si quiera nosotros estamos al 100% durante todo el día en el trabajo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muestra varios signos

Ninguno de estos signos de forma independiente es motivo de preocupación, pero si observas que tu hijo sufre varios de ellos de forma habitual puede que sea hora de explorar otras alternativas educativas.

Y ADEMÁS... Aplica en casa la filosofía Montessori

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo