7 trucos para que tu hijo deje el chupete

Entre las edades de dos y tres años el chupete empieza a dejar de ser bueno para nuestro hijo y puede llegar a ser contraproducente: puede causarle retrasos en el habla, perjudicar el desarrollo de sus dientes y crearle una insana dependencia. Os contamos algunos consejos que os ayudarán a que vuestro hijo consiga dejar el chupete.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Regalárselo a un amigo

Una buena idea puede ser comprar una caja en la que meter todos los chupetes que ha tenido y regalárselos a algún amigo o primo que, por ser más pequeño, lo necesite más que él. Es muy importante que tu hijo se sienta parte de este regalo, tome la iniciativa y se desprenda él mismo de sus chupetes al mismo tiempo que se siente bien consigo mismo al estar ayudando a otra persona.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuéntale cuentos

Siempre es bueno dedicar un momento al día para contar cuentos a nuestros bebés, les relaja y les hace sentirse más unidos a nosotros. Cuando veas que ha llegado el momento de que deje el chupete, comienza a incluir la figura del chupete en esos cuentos, haciéndole ver que se trata de artilugios que utilizan los niños pequeños y que cuando los dejan significa que se hacen mayores. Muéstraselo como algo positivo y que él vaya viendo que dejar el chupete le convierte en un chico grande, todos desean serlo por lo que en poco tiempo le tendrás pidiéndote desprenderse del artefacto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Negocia con él

Aprovecha un momento en el que tu hijo te pida algo que ha visto y que le interesa y dile que se trata de algo para mayores y que no se lo puedes dar mientras utilice el chupete porque son incompatibles. Si le ves reacio puedes decirle que ahora no puedes darle lo que desea pero que cuando se sienta mayor te lo pida de nuevo. Más pronto o más tarde él te pedirá intercambiar el chupete.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Dile que viene el hombre del chupete

Cuenta con algún amigo de la familia que pueda presentarse disfrazado o que él no conozca y dile a tu hijo que habéis recibido una carta en la que le piden que vaya dejando el chupete porque hay otros niños pequeños que lo necesitan y que debe entregarlo o solicitar que alguien vaya a recogerlo. Habla con él diciéndole que como ya es mayor tiene que hacer caso a lo que indican en la carta y que decida que día es mejor para hacerlo. Llegado el día deja que él abra la puerta y que, a cambio de un regalo, se lo entregue a ese señor tan amable que ha venido a recogerlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Organiza una fiesta

Habla con tu hijo para realizar una fiesta en la que se va a declarar que ya es un niño mayor. Invita a amigos suyos que ya hayan dejado el chupete y prepara la merienda que más le guste haciéndole ver que se trata de una ocasión especial. Ten preparado un regalo que a él le resulte importante (porque deja una de las cosas que más quiere), y felicitadlo todos por unirse al grupo de la gente mayor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Compra un globo de helio

Acuerda con tu hijo un día para que deje el chupete y llegada la fecha, idos a comprar juntos un globo de helio, de esos que se escapan volando cuando soltamos la cuerda. Busca un sitio bonito y dile que vais a enviar el chupete al cielo de los chupetes. Ata el chupete a la cuerda y dile a tu hijo que haga una cuenta atrás como cuando despega un cohete. Que sea él el que suelte la cuerda mientras todos le decís adiós con las manos mientras felicitas a tu hijo por lo mayor que es.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
No le regañes

Nunca regañes al niño o le hagas sentir mal por que tarde un poco más en dejar el chupete, la decisión es suya y nosotros tenemos que ayudarle. Una vez dado el paso ya no hay marcha atrás. Seguramente tendremos que pasar algunos días malos, sobre todo por la noche, pero el mejor camino para solucionar la situación no son los enfados sino las muestras de cariño. Puede que un peluche que le guste le ayude a olvidarse del chupete, en poco tiempo se olvidará de esa etapa y pasará su síndrome de abstinencia.

Y además...

Bebé y chupete: claves para una buena relación

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo