5 motivos por los que ver "Verano 1993" si tienes hijos

La película de Carla Simón ha conmovido a miles y miles de espectadores y ha ganado tres premios Goya. ¿Por qué? ¿Y por qué aconsejamos que la veas si eres padre o madre? Por estos motivos...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La unión hace la fuerza

La pequeña protagonista de la película llega a una familia, que es la suya, pero en la que por circunstancias (no haremos spoilers) cada uno de sus miembros debe ocupar su lugar. Juntos serán capaces de luchar contra todo.

La importancia de una hermana

El filme refleja de una forma bellísima la relación entre hermanas. Con sus más y sus menos. Las escenas de los juegos entre ellas, llenas de imaginación, son una delicia.

¡Sí a la naturaleza!

La película muestra la riqueza que proporciona una vida al aire libre. Y cómo el entorno natural es, si nos paramos a pensarlo, un fantástico campo de juegos, llenos de posibilidades para que los niños aprendan y se diviertan al mismo tiempo.

La búsqueda de la identidad

Es precioso el modo en el que los padres de las niñas protagonistas respetan los ritmos de cada una y sus distintas velocidades, enfrentándose en varias ocasiones y conflictos con los que os identificaréis. Así como ver la forma en que cada una de ellas busca sus propios recursos para afrontar sus miedos.

Respeto al

El tema central de la película (no lo desvelaremos) hace que su pequeña protagonista sufra el rechazo por parte de algunas personas. Comprobar lo injusto de esta situación puede sernos muy valiosos a la hora de educar a nuestros hijos... y a la hora de analizar nuestro propio comportamiento.

Todo esto y más lo consigue Verano 1993.

  
Publicidad - Sigue leyendo debajo