Los beneficios de que los niños tengan un amigo animal

Convivir con un perro, un gato... ayuda al niño a crecer interiormente y a abrirse al mundo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Una ayuda para crecer

Regalar un animal de compañía a vuestro hijo es una grandísima idea... siempre que tengáis claro que supone una gran responsabilidad y que es probable que esté mucho tiempo con vosotros (sobre todo si es un perro o un gato). Además, es esencial que analicéis vuestro estilo de vida y seais realistas a la hora de decidir si podéis cuidarlo como se merece.

Si después de estas reflexiones seguís adelante con la idea... ¡genial! Contar con una mascota en su vida fomentará en vuestro hijo aspectos muy importantes para su desarrollo:

- Autoestima. Su mascota le quiere tal y como es, lo que le ayudará a aceptarse y a ganar confianza en sí mismo.
- Inteligencia. Con un animal en casa vivirá experiencias distintas a las que vive con vosotros o con otros niños, lo que estimularán su imaginación y su inteligencia.
- Madurez. Su compañero de juegos le descubrirá las diferentes etapas de la vida (nacimiento, crecimiento...).
- Salud. Si tu hijo juega con él, le tira una pelota y le persigue, se desfogará y se mantendrá en perfecta forma física.
- Seguridad. Tu hijo se sentirá protegido y seguro con su mascota y esta sensación le ayudará a superar los miedos típicos de la infancia (a la soledad, a la oscuridad, al cambio...).

Y para abrirse al mundo

Pero además, convivir con una mascota es bueno para que el niño aprenda a relacionarse con el mundo exterior, ya que favorece estos aspectos:

- Sociabilidad. Tener un animal fomenta que el pequeño sea sociable, cariñoso, generoso y comunicativo. La mascota le enseña innumerables valores, que él luego mostrará en sus relaciones con los demás.
- Responsabilidad. Si vuestro pequeño se encarga de alimentar o de cepillar a su animal, no tardará en sentirse dueño y responsable de él. 
- Amor por la naturaleza. Hacerse cargo de un animal despertará su amor por el entorno y su afán por cuidar y respetar a los seres vivos que lo habitan.

Publicidad - Sigue leyendo debajo