Cómo quitar el chupete a un niño en 4 pasos

Llega un momento en el que es conveniente que tu hijo se despida de este útil accesorio. Ayúdale para que no le suponga un trauma.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy útil... hasta los 2 años

Este accesorio tranquiliza al bebé, le calma el dolor de encías y reduce el riesgo de muerte súbita. Pero desde los 20 meses debes empezar a alejar a tu hijo de él, para que cuando cumpla los 2 años ya no lo necesite (así evitarás que se le deformen los dientes y el paladar). Para que este adiós no le resulte traumático, hazlo en varias etapas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Preparación

 Explícale de una manera muy sencilla por qué debe dejar de utilizarlo. Apela a sus ganas de ser mayor (“es para bebés”) y le costará menos prescindir de él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Ensayo

Resérvaselo sólo para los momentos conflictivos del día, no le dejes tenerlo siempre en la boca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Despedida

Fija un día para el adiós definitivo. Acompaña a tu hijo a tirarlo a la basura y hazle ver que te sientes muy orgullosa de él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Reafirmación

Para llenar el “vacío” que le ha dejado el chupete, regálale un muñeco al que pueda abrazar y sé muy cariñosa con él.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo