8 claves para prevenir las rabietas

Las rabietas son normales en niños de 2 a 4 años, pero hay algunas pautas para prevenir su aparición o, al menos, reducir su frecuencia.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Procura que lleve una vida ordenada

Las rutinas evitan que acumule rabia porque convierten en automáticos los momentos más difíciles del día: dejar de jugar para comer, salir de la bañera cuando está entretenido...

Comprueba que tu hogar es seguro

De esta forma te ahorrarás dos problemas: tener que prohibirle cosas de continuo, lo que hará que pueda explorar a sus anchas y satisfacer sus ansias de "independencia", y vivir en vilo por si se hace daño.

Utiliza expresiones menos prohibitivas

A lo largo del día, sustituye algunos de tus “noes” por palabras como “¡para!” o “¡dentro de un rato!”. Le frustrarán menos.

Ten en cuenta su opinión

Hay normas que no son discutibles, pero existen aspectos en los que puedes darle voz y voto (y es bueno que lo hagas, porque necesita sentir que cada vez es más autónomo y aprender a tomar decisiones). Por ejemplo, permítele elegir el color de la ropa que vas a ponerle. Esto reforzará su ego y le ayudará a tolerar que en otras ocasiones no le dejes decidir.

No llenes su día de actividades

Los niños necesitan tiempo para jugar a su aire, para estar tranquilos e incluso para aburrirse.

Cuida el modo de reprenderle

Si se porta mal, critica su acción (“no me gusta que arranques las plantas”) en lugar de a su persona (“¡qué desobediente eres!”). Así no se sentirá mal consigo mismo ni pensará que le rechazas y tendrá menos necesidad de estallar.

Evita las situaciones extremas

¿Está agotado? No te vayas a hacer la compra con él, seguro que podéis arreglaros con lo que tenéis en casa. ¿Tiene sueño? Acuéstale antes de lo habitual, hoy necesita descansar más.

Recurre a la distracción

Si se ha empeñado en vaciar el cubo de la basura y está a punto de enrabietarse porque no le dejas hacerlo, distráele con algo que sabes que le encanta, como ponerse su disfraz de Spiderman. Recuerda que este truco sólo funciona si eres muy rápida y si le hablas y actúas de un modo muy convincente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo