Del pañal al orinal, ¿es el mejor momento?

Es cierto que con el buen tiempo este cambio resulta más cómodo. Pero no fuerces a tu hijo a intentar dar el paso si no está preparado.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Claves para que deje el pañal

Desde el punto de vista de la comodidad, el verano es el momento ideal para que tu hijo deje el pañal: tienes más tiempo para enseñarle a usar el orinal, corres menos riesgo de que se enfríe si tiene un escape y se moja y además, al llevar menos ropa, es más fácil cambiarle. Si a esto le sumas que, si el niño empieza en septiembre el colegio, es probable que deba ir sin pañal, es lógico que te plantees animarle ya a dar el gran paso. Pero intentarlo será un error (y seguramente no lo lograrás) si tu hijo no tiene la madurez necesaria para hacerlo. ¿Cómo saber si está preparado para este avance? ¿Y cómo facilitárselo? Te damos las claves.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Fíjate en estas señales para saber si está listo

La edad es un factor a tener en cuenta (muchos niños lo consiguen entre los dos y los dos años y medio, aunque cada uno sigue su ritmo). Pero es más importante que muestre las siguientes señales: que te pregunte cosas sobre lo que ocurre en su cuerpo; que pase intervalos más largos sin manchar el pañal y cuando lo haga lo note y te lo diga o intente quitárselo; que sienta curiosidad cuando vas al baño; que entienda órdenes sencillas; que conozca y use palabras como caca, pis... y que muestre deseos de hacer cosas sin tu ayuda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si lo está, inicia el proceso del adiós

La clave está en que no lo vea como imposición, sino como un paso natural.

- Para que se sienta implicado, id juntos a elegir el orinal que más le guste.
- Los primeros días, pónselo en su cuarto y deja que lo use como juguete. Y cambia su pañal normal por una braga pañal de aprendizaje.
- Una semana después, lleva el orinal al cuarto de baño y dile que se baje la braga pañal y se siente. Si no quiere no le fuerces, prueba de nuevo más tarde.
- Cuando se haya acostumbrado a sentarse en el orinal, anímale a hacerlo en momentos concretos del día. Déjale unos minutos. Si no hace nada, permite que se levante sin darle importancia. Si hace algo, elógiale con alegría.
- Cuando lleve días haciendo pis o caca en el orinal, ve dejándole ratitos sin pañal, pero recordándole de vez en cuando que tiene que “ir al baño”.
- Amplía poco a poco estos ratitos, hasta que sea capaz de aguantar bastante. Entonces, podrás empezar a quitarle el pañal durante las siestas.

Un apunte: si no le gusta el orinal, prueba con un reductor para el baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y por las noches?
¿Cuándo quitarle el pañal?

Deberás esperar hasta que lleve por lo menos una semana sin hacerse pis en las siestas. Cuando empieces, deja de darle líquidos una hora antes de dormir, llévale al baño antes de acostarle y levántale cuando vayas a acostarte tú para llevarle otra vez.

¿Cuándo dejará de hacerse pis?

Puede que lo logre en pocos días o que tarde más tiempo. Hay niños que siguen haciéndose pis de noche pasados los 5 años. Si le ocurre a tu hijo, no le agobies, tarde o temprano lo conseguirá.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo