Juegos de verano para niños de 5 años

A esta edad el niño es cada vez más sociable y se siente autónomo. Aprovecha el verano para proponerle juegos que potencien esta sensación.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Qué excursiones tan chulas!

Sobre todo, con ideas de juegos como estas. Propónselas a los niños y seguro que se lanzan a jugar.

- Haced juntos "carreras en bici" (aunque la suya siga llevando ruedines), por un camino llano en el que no circulen coches.
- Pídele que imite el comportamiento de un animal (una hormiga, un caballo…) y que te cuente por qué le gusta.
- Cread juntos (o, mejor aún, dile que lo haga con otros niños) una coreografía sencilla con movimientos variados.
- Anímale a que juegue con otros niños a relevos, al pañuelo, al escondite... Ya es capaz de interiorizar reglas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Juegos para la playa

¡Qué mayor se siente! Y cada vez disfruta más de la playa. Con estos juegos, la diversión será total.

- Construid una montaña alta de arena y haced un túnel en su base. Conseguirlo requiere una gran habilidad y mejorá su coordinación y su destreza.
- En el mar, en un sitio donde no os cubra, anímale a intentar flotar a tu lado (jamás le pierdas de vista en el agua). Jugad además a saltar “por encima” de las olas, a ver quién llega más alto. Así hace ejercicio, mejora su coordinación y aprende a defenderse en el agua.
- Haced turnos para dibujar o para escribir letras o números en la orilla antes de que lleguen las olas y los borren. Potencia su atención, su destreza y su velocidad mental.
- Jugad a enterraros uno a otro con arena (solo las piernas, o casi enteros...). Le ayudará a conocer mejor su cuerpo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Juegos para la siesta

Después de comer, cuando todo el mundo está tranquilo pero tu hijo quiere actividad, estos juegos le entretendrán y al mismo tiempo le relajarán.

- Cuéntale dos historias, una real y otra inventada, y rétale a adivinar cuál es cuál. Luego deberá inventarlas él.
- Usad ropa vieja o de andar por casa para disfrazaros y representar obras de teatro en las que haga papeles diferentes.  
- Pensad cada uno un objeto y construid una historia con ellos, haciendo turnos para inventar.
- Rétale a que, con los ojos cerrados, reconozca un objeto que le pases por los brazos, las piernas, la frente…

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo