Cómo celebrar su primer cumpleaños

Aunque parezca no entiende nada, sí entenderá que está ocurriendo algo especial en su honor. Aprovecha para hacer una reunión familiar festiva y agradable.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Por qué hay que celebrarlo?

Por varias razones. La primera: porque ya tiene un añito y eso es todo un acontecimiento familiar, motivo más que suficiente para celebrar una reunión con los más allegados. La segunda: porque aunque todavía no sea consciente de lo que está pasando, sí sabrá que algo ocurre, algo bueno y festivo, y que ese algo es por él, con lo que su sonrisa y su buen humor estarán más que asegurados.

¿A quién invitar?

Reúne a los seres queridos más cercanos y organiza una celebración tranquila, ya que el jaleo y el exceso de gente alteran a los niños tan pequeños. Si es posible, intenta que haya algún pequeño de su edad, algo que será beneficioso para su forma de relacionarse en el futuro. Lo ideal es que la fiesta sea en casa. Así, si el niño se cansa o se aburre, podrá descansar o estar un ratito en su manta con sus juguetes. Lo mejor es celebrarla después de la siesta para que esté relajado.

¿Cómo adornar la casa?

Adorna la casa con guirnaldas (no pongas grapas ni chinchetas), pósters, serpentinas... y no pongas globos: si alguno se explota, se asustará. Además, los restos de goma son peligrosísimos si se los mete a la boca. En el momento de soplar la vela, evitad cantar alto y apagar las luces, ya que puede asustarse.

¿Y cómo preparo la mesa?

Tened especial cuidado con los platos de frutos secos, aceitunas... Nada de eso debe de estar al alcance del pequeño. Para la mesa, optad por vasos de plástico –los hay de colores, muy bonitos– y poned servilletas y bandejas llamativas. Poned aperitivos para los invitados, pero no olvidéis tener a mano un plato con lo que el bebé suela comer.

¿Qué le regalamos?

El regalo más importante es que le hagáis fotos o un vídeo que pueda ver cuando sea mayor. Así se sabrá y se sentirá querido por su familia. En cuanto a regalos materiales, basta con un par de juguetes entre todos (si son demasiados le agobiarán). Elegidlos específicos para un año (mirad lo que ponga el envoltorio) y no os extrañéis si el lazo o la caja en la que va el juguete se convierte en su regalo favorito. Es muy habitual.

Publicidad - Sigue leyendo debajo