2 años: ¡otra noche con pesadillas!

¿A qué se deben? ¿Por qué ahora son tan frecuentes? ¿Hay forma de evitar que tu niño las sufra?

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Qué son las pesadillas?

Son un fenómeno normal en la vida del niño pequeño. Las pesadillas ocurren en la fase activa del sueño, el periodo REM (Rapid Eye Movements), que predomina hacia los 2 años y disminuye con la edad.
De hecho, forman parte del proceso evolutivo y tienen una función en el crecimiento y maduración del sistema nervioso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Por qué a los 2 años son tan frecuentes?

Las pesadillas son muy comunes a los 2 años, debido a que a esta edad el niño experimenta un desarrollo veloz y en poco tiempo aprende multitud de conceptos, palabras y normas.
Como no es capaz de asimilar todas sus experiencias e impresiones, le sirven como vía de escape: sueña con experiencias que le han impresionado, como el encuentro con un perro, una tormenta...
A ello se suma que en esta edad no distingue entre la realidad y la fantasía; lo que imagina durante el día le parece real en el sueño y esto aumenta su temor, como el miedo al váter, etc.
Además, a los 2 años se está descubriendo a sí mismo, su propia personalidad, lo que le lleva a protestar continuamente contra ti. Es la forma de afianzar su “yo”.
Es una fase necesaria, pero no es agradable, ya que este afán por la independencia le causa una sensación de inseguridad (“¿todavía me querrán?”). Por eso te llama, para asegurarse de que sigues queriéndole como siempre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cómo debes actuar con tu hijo?

Al despertarse llorando, tu hijo te reclama porque está asustado. Algunos ya lo expresan con palabras. También su cara lo indica.
Consuélale diciéndole que ha tenido un mal sueño. Tu presencia tranquila le reconforta y le calma.
Quizá se resista a que le dejes y te pida que te quedes un rato con él. Para algunos esto es suficiente, otros piden dormir con sus papás. No es negativo permitírselo. Este periodo es pasajero. En cuanto termine, el niño volverá a dormir las noches enteras en su propio cuarto.
También hay padres que optan por poner temporalmente una cama adicional en su habitación para solucionar las noches difíciles. Cada familia busca su manera de solventar este trastorno. Mantén la perspectiva de que es una situación temporal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Existe un modo de disminuirlas?

Hay algunas tácticas que ayudan a que el niño de 2 años sufra menos pesadillas.

- Procura que la hora previa al sueño transcurra de modo tranquilo. Evita la tele y opta por alguna actividad relajante, como baño, cuento y canción.
- ¿La vida del niño está muy llena de actividades y estímulos? Revísala y planea más momentos tranquilos.
- Durante un periodo de tiempo, anota en una libreta la frecuencia de las pesadillas. Así podrás encontrar una relación entre sus actividades durante el día y su sueño por la noche.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Y qué son los terrores nocturnos?

También comunes en la edad de los 2 años, se diferencian de las pesadillas: el niño se incorpora, llora, grita y habla de modo incoherente, aterrado, parece despierto, pero está en un sueño profundo.

- Quédate a su lado hasta que remita (5-20 minutos). Al día siguiente no recordará nada.
- Igual que ocurre con las pesadillas, puedes hacer que disminuyan si relajas el entorno del niño. También influye la maduración psicológica. Pasados unos meses estos episodios desaparecen y ya no vuelven a producirse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo