4-5 años: así irá mejor en el cole

En este curso tu hijo aprende un montón de cosas en el colegio. Y tú puedes favorecer sus aprendizajes practicando con él estos juegos en casa.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
La importancia de tu apoyo

Entre los 4 y los 5 años, el niño es capaz de establecer secuencias temporales, asumir hábitos y experimentar deseos futuros (“después de la siesta, jugamos”). Mantiene mejor y durante más tiempo la atención y comprende algunas normas (aunque a veces puede ponerse muy exigente para conseguir lo que quiere). Los compañeros de clase se vuelven importantes e imita lo que dicen y hacen.

En esta edad, aprende en el cole muchísimas cosas necesarias. Y le viene muy bien que en casa refuerces estos aprendizajes de una forma divertida. ¿Cómo lograrlo? Habla con su tutor para ver qué enseñan en su colegio en esta edad (aunque hay enseñanzas básicas, otras se afrontan antes o después, dependendiendo del centro). Una vez que ya lo tengas claro, practica con él actividades y juegos que vayan en la misma línea de lo que hacen en clase.

Ten en cuenta que para que este refuerzo en casa sea efectivo es esencial que el niño lo viva como un juego. Ese carácter lúdico, unido al sentimiento de confianza y bienestar que le produce estar contigo y ver que te interesas por sus avances, conseguirá que se lo pase genial, al tiempo que aprende.

Qué aprende en este curso escolar

Los avances que realizará a lo largo de este año te sorprenderán. Son los siguientes:

- Aprende los números del 4 al 6, y seguramente también le enseñen su representación gráfica. En este curso comienza a ser capaz de “sumar” manipulando objetos y con conjuntos (al final del año, si se le da bien, podrá empezar a hacer sumas sencillas con números).
- Comprende y realiza secuencias lógicas en series de tres elementos.
- Empieza a reconocer y escribir las vocales y las consonantes “p”, “l”, “m” y “s”; la secuencia fonema, sílaba, palabra (en algunos centros primero aprenden la palabra y luego la dividen).
- Descubre que la mezcla de colores da como resultado colores nuevos y reconoce y dibuja las formas rectángulo y óvalo.
- Memoriza cada vez más canciones que le enseñan ritmo y vocabulario.
- Aprende conceptos de lateralidad (a un lado, a otro) y es capaz de diferenciar tres tamaños: grande, pequeño y mediano.

Actividades para que aprenda en casa

Como ahora tu hijo está deseando aprender y probar sus capacidades, esto le encantará:

- Le gusta crear colores nuevos mezclando los que ya conoce. Anímale a pintar con acuarelas o con témperas.
- Agrupad juntos varias cosas que le gusten, como coches, muñecos... y pídele que las cuente (deben ser poquitas).
- Pídele que coloque en orden tres objetos de distintos tamaños, desde el grande al pequeño.
- Haced una clase de gimnasia o bailad juntos para mejorar su ritmo y su equilibrio.
- Cantad en casa las canciones de letras y números que aprende en el cole. Le ayudarás a ir mejorando su vocabulario y pronunciación.
- Estimula su capacidad para reconocer formas y su motricidad fina, con puzles complejos de 8 o de 10 piezas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo