Elegir guardería, paso a paso

Es importante dar con un buen centro, porque tu hijo pasará varias horas en él. Así acertarás.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Buscando guarde

Escoger guardería no es tarea fácil. Incluye visitar el mayor número de centros posible, conocer los requisitos que debe reunir una buena escuela infantil e informarte sobre las ayudas a las que puedes optar para costearla.

En primer lugar, debes decidir si quieres llevar a tu hijo a una escuela infantil pública, a una privada o a un colegio (privado o concertado) cuyo proyecto educativo incluya el primer ciclo de Educación Infantil, de 0 a 3 años. La Educación es una materia transferida a las Comunidades Autónomas (la gestiona la Consejería de Educación o el Área de Servicios Sociales, normalmente), por lo que, en cualquier caso, los padres han de estar atentos a los plazos y requisitos que exijan en su lugar de residencia.

El periodo para reservar plaza en las escuelas privadas suele estar abierto todo el año. En las públicas suele ir desde febrero hasta mediados de marzo, en la mayoría de las Comunidades Autónomas, aunque en algunas se extiende hasta el mes de abril.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Que no se te olvide

Antes de reservar, ten en cuenta los siguientes puntos:

- Cercanía. Conviene elegir una guardería próxima al domicilio para que el bebé no pierda el contacto con el medio social en el que vive y para que pueda compartir aula con sus amigos del barrio.
- Seguridad. El centro debe estar ubicado en un local de uso exclusivamente educativo, con un acceso independiente desde el exterior. Las aulas deben ser luminosas y estar limpias y ventiladas, con suelo antideslizante y varias salidas directas a la calle. El mobiliario tiene que contar con medidas de protección adecuadas, los productos nocivos han de estar guardados bajo llave en un lugar inaccesible y las escaleras deben tener barandillas a la altura de los pequeños. El personal debe controlar las entradas y salidas de los niños.
- Proyecto educativo y personal docente. Los educadores deben poseer el título de Maestros Especialistas y Técnicos Superiores de Educación Infantil y el centro debe exponer a los padres un proyecto educativo concreto. Valora además la cantidad de juguetes y materiales para estimulación sensorial y los programas de actividades para favorecer la psicomotricidad y el aprendizaje musical. Es conveniente que los progresos del niño queden reflejados en informes periódicos y entrevistas personales, pregunta si se hace así. Y ten en cuenta que deben mantener la proporción mínima de educadores por alumno estipulada en la legislación vigente.
- Servicios. Averigua si el centro ofrece menús equilibrados y sanos, supervisados por un nutricionista, y si existen menús alternativos para necesidades especiales, como alergias o intolerancias. También puede interesarte que tenga servicio de transporte y debes preguntar si cuenta con servicio médico, gabinete de orientación psicopedagógica y servicio de comunicación con los padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Reservar plaza y ayudas para la guardería

Si no se ha obtenido plaza en un centro público, se puede acceder a las subvenciones que las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos ofrecen para costear los centros privados.

Los criterios de baremación para la concesión de estas ayudas se basan en la situación laboral de los padres, sus ingresos y su situación social. Los aspectos que más se valoran son que el padre y la madre trabajen a tiempo completo y la renta familiar.

En cualquier caso, el impreso de solicitud de becas lo facilita la escuela donde se haya obtenido la plaza.Los padres deberán estar atentos a la lista provisional de beneficiarios de las ayudas y comprobar que los puntos asignados son correctos, dentro del plazo de reclamaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Documentación para solicitar las ayudas

Para poder acceder a las becas y ayudas hay que reunir algunos requisitos y documentos que, en general, son los mismos para todas las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos:

- Acreditación de ser el padre, la madre o el tutor del niño matriculado.
- DNI de los padres, o el Número de Identificación de Extranjeros (NIE), u otro documento que acredite la identidad del progenitor.
- Libro de Familia.
- Certificado de haber realizado la matriculación o la reserva de plaza.
- Una declaración certificada que informe de si se tiene algún otro tipo de ayuda o beca para el curso correspondiente.
- En niños que aún no han nacido, un certificado médico donde se acredite el futuro nacimiento.
- Documentación que acredite cuáles son los ingresos familiares.
- Certificados de familia numerosa, acogimiento familiar o adopción, parto múltiple o discapacidad física, psíquica o sensorial del niño, de los padres o de alguno de sus hermanos.
- Situación laboral y social de los progenitores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo