Cómo preparar a los niños para la vuelta al cole

Se acaban las vacaciones y llega el momento de volver a la rutina escolar. Acostumbra ya a tu hijo a los nuevos horarios y actividades para que le resulte más fácil.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Toca volver a la rutina escolar

Pronto acabarán las vacaciones, los días dedicados a la diversión... y habrá que volver a la rutina, a la guardería o al colegio –dependiendo de la edad de nuestros hijos–. A muchos niños les cuesta ponerse en marcha de nuevo, por eso es mejor ir preparándolos poco a poco para la temporada y, unos días antes de empezar las clases, ir modificando los hábitos del verano para que la vuelta no dé problemas.

Adapta sus horarios poco a poco

Volver al cole es regresar a un estilo de vida más estructurado. Durante el verano, los horarios se han relajado: cenan más tarde, se acuestan más tarde y se levantan más tarde. Una semana o unos días antes de tener que volver a clase, ve adaptando los horarios, poco a poco, adelantando la cena, la hora de dormir y despertar.
Estimúlalos con alguna actividad divertida por la mañana para que no les resulte muy agresivo. No les gustará nada levantarse más temprano para no hacer nada.

Estructura mejor su tiempo

Como es normal, los niños quieren jugar todo el día. Y el verano es perfecto. Si están de vacaciones, por ejemplo en un pueblo, querrán estar en la calle a todas horas, reír, ir a la piscina... no parar. Antes de que llegue el momento de regresar a la rutina, es importante racionalizar los tiempos de ocio y juego para ayudarlos a adaptarse de nuevo a los horarios que se avecinan. No se trata de prohibirles nada, sino de ir recuperando ratitos.

Anímale a hacer actividades "escolares"

Una buena opción para que vayan "calmando" ese tiempo de juego es entretenerlos con actividades relacionadas con el cole: pintar, recortar, hacer manualidades de todo tipo... Irán "familiarizándose" de nuevo con los materiales y eso les vendrá estupendamente. Además, puedes empezar a alimentar su motivación y su creatividad explicándoles que en el cole harán todo eso y más. Y cada vez mejor.

Preparad juntos el material escolar

Es una buena manera de animar a los niños y alimentar su ilusión por empezar de nuevo la rutina escolar. Déjales que elijan algo que les guste, como la mochila o el estuche. Además, cuéntales que harán amigos, que cantarán, que irán de excursión y que aprenderán muchísimas cosas. Dales seguridad y confianza.

Dale una alimentación adecuada

Otro punto importante para favorecer la adaptación al cole es la alimentación. Ha llegado el momento de ser más exigentes con los horarios, de sentarse a comer tranquilamente, sin tele, sin distracciones... Hacer un desayuno completo e ir estructurando unos horarios que luego han de ser firmes. Si en verano nos hemos relajado con las "chuches", habrá que ir limitándolas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo