El significado de los dibujos de los niños

Qué piensa, cómo se siente, qué le gusta... Los dibujos que tu niño hace a partir 4 años te cuentan mucho sobre él. Descúbrelo.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mucha información

Hacia los cuatro años el niño ya empieza a dibujar objetos con una forma definida.

La casa, el sol, el árbol y la figura humana son los temas más representados.

De cómo pinta cada uno de estos motivos podemos sacar conclusiones sobre su forma de ser, su estado de ánimo...

¿Quieres descubrir qué información te aportan sus dibujos?

La casa: protección

Símbolo de la madre y de su protección. Si la puerta es grande, indica que da la bienvenida a todos (extrovertido). Si es pequeña y sin camino, es selectivo con quien deja entrar (observador y cauto).

Con ventanas, es curioso. Cuanto más alegre está la casa por los colores empleados, más positiva es su situación familiar.

La importancia de la figura humana

Lo más importante son el rostro y la posición de brazos y piernas.

Los ojos muy grandes pueden indicar gran curiosidad, pero también miedo. Si los ojos son pequeños, el niño no quiere ver lo que ocurre a su alrededor.

La ausencia de la boca señala que prefiere callarse. Si es muy acentuada, por tamaño o color, define al que no acostumbra a callar.

Los brazos en alto significan que el niño desea ser escuchado; caídos y pegados al cuerpo, pueden indicar que pasa por una fase en la que rehuye el contacto; horizontales y abiertos señalan el deseo de interacción con los demás.

La ausencia de manos revela que el niño se siente incapaz de dominar la situación en la que vive.

Cuando faltan los pies suele indicar una falta de estabilidad y una gran dependencia de los demás.
Un estudio de la investigadora inglesa R. Arden reveló que la manera en la que un niño de 4 años dibuja la figura humana es un indicativo de su inteligencia. Si en vez del monigote dibuja ya una figura con detalles como pelo y cejas, es muy inteligente.

El sol: su energía

El sol es la energía masculina y define el lado independiente del pequeño.

Dibujado a la izquierda del folio alude al pasado y al vínculo con la madre; en el lado derecho, al futuro y al vínculo con el padre.

Si está ubicado en el centro representa al mismo niño e indica independencia.

El árbol, raíz y frutos

Fíjate en cómo pinta el niño los árboles. Cuánto más anchos son el tronco y la raíz, más seguro se siente.

Un árbol sin hojas y con pocas ramas no está bien alimentado y puede indicar que el pequeño se siente triste por algún motivo.

En cuanto a un follaje abundante y frutos, muestra creatividad.

La amplitud y el trazo al dibujar

Son datos importantes en las creaciones de tu hijo. Si dibuja con firmeza, es decidido.

Si lo hace con excesiva presión, puede indicar un carácter tozudo. Y con poca presión, inseguro.

Utilizar todo el folio indica seguridad; ocupar poco espacio puede significar que es tranquilo y no necesita afirmarse, pero también falta de confianza en sí mismo.

El significado de los colores

El dibujo se valora en combinación con otros factores, como su estado anímico, edad, etc. El color predominante también aporta información:

- Rojo: vitalidad, independencia, impetuosidad y agresividad.
- Azul: paz, armonía, bondad, introversión y sensibilidad.
- Verde: madurez, confianza, determinación y obstinación.
- Amarillo: curiosidad, alegría vital, espontaneidad, extroversión.
- Rosa: indica dulzura, ternura, suavidad y también intimidad.
- Marrón: seguridad, estabilidad, capacidad de planificación.
- Naranja: necesidad de contacto, impaciencia, rapidez y liderazgo.
- Negro: autoconfianza, adaptabilidad y tendencia a guardar secretos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo