Cómo reforzar en casa lo que los niños aprenden en el colegio

Tu hijo aprende en el cole muchísimas cosas necesarias. Y le viene muy bien que en casa refuerces estos aprendizajes de una forma divertida.

Desde el momento en que tu hijo pone el pie en el cole, se inicia un camino paralelo en casa encaminado a reforzar y apoyar lo aprendido en el aula, sobre todo en una etapa como la de Infantil, donde sientan las bases de gran parte de sus aprendizajes posteriores. ¿Cómo lograrlo? Habla con su tutor para ver qué enseñan en su colegio en esta edad (aunque hay materias básicas, otras se afrontan antes o después, dependendiendo del centro). Una vez que ya lo tengas claro, practica con él actividades y juegos que vayan en la misma línea de lo que hacen en clase. Ten en cuenta que para que este refuerzo en casa sea efectivo es esencial que el niño lo viva como un juego. Ese carácter lúdico, unido al sentimiento de confianza y bienestar que le produce estar contigo y ver que te interesas por sus avances, conseguirá que se lo pase genial, al tiempo que aprende. En esta primera etapa, los colegios fijan sus objetivos en torno a los cuatro aspectos más básicos del desarrollo del niño: identidad personal y conciencia de sí mismo, desarrollo psicomotor, conocimiento del entorno físico y social y lenguaje. Lógicamente, según la edad de los pequeños, las metas a alcanzar son diferentes.

La rutina ayuda

Más adelante, cuando tengan deberes, los psicólogos infantiles aconsejan enseñar a los pequeños un modelo fijo de actuación frente a las tareas del colegio, ya que así se concentran mucho mejor, tardan menos en acabar y
no se cansan ni se desmoralizan tanto.

Mejora su lenguaje

Nuevos estudios han demostrado que los niños que se sientan a cenar en familia y cambian la televisión por una charla mejoran sus habilidades comunicativas.

¿Y los idiomas?

Ponle durante 15 minutos un CD con cuentos o con conversaciones en esa segunda lengua. No hace falta prolongar este ratito, pero sí que lo respetes todos los días y lo instaures como una rutina (la repetición aumenta las probabilidades de éxito). También es acertado que le pongas series infantiles y canciones pegadizas (en www.dreamenglish.com encontrarás una oferta estupenda).

Juegos tradicionales

Los niños quieren su tiempo para jugar cuando salen de clase. Lo ideal es que alternen los juegos electrónicos con formas de ocio tradicionales, para conseguir así una conexión entre ambos mundos. Además, les encantará escuchar tus historias sobre cómo jugabas tú cuando eras pequeña.

Y mucho más…

A los 2-3 años tu hijo está deseando aprender y probar sus capacidades: cread colores nuevos mezclando los que ya conoce; agrupad coches, muñecos... y pídele que los cuente; haced una clase de gimnasia o bailad para mejorar su ritmo y su equilibrio; cantad las canciones que aprende en el cole; haced puzzles…

Cosas de hermanos

Cuando un niño tiene un hermano mayor, es posible que interfiera en su tiempo de estudio. Para evitarlo, instaura una ‘hora de deberes’ que ambos perciban como una rutina especial. Anima al mayor a que comparta lecturas. Le hará sentirse más responsable y su hermanito estará encantado.

Independiente para todo

Es importante que en casa refuerces el carácter autónomo que, a buen seguro, le están inculcando en el cole. Si ya se viste solo, se lava los dientes y escoge sus juguetes, es momento de que coopere en las tareas domésticas. Para que su actitud sea duradera, valora su ayuda y orienta su disposición.

Sin presiones

Todos aprendemos a nuestra manera, así que no le presiones para realizar actividades con las que no disfrute. Crear una asociación positiva es fundamental para su aprendizaje futuro.

ADEMÁS... Lo que aprenden en el cole en cada edad

Publicidad - Sigue leyendo debajo