Beneficios de escribir a mano para los niños y practicar la caligrafía

El uso de las tecnologías nos están alejando del uso de cuadernos y lápices, pero atenta. Escribir a mano es más beneficioso de lo que puedas imaginar para los niños.

Seguramente tu hijo esté aprendiendo a escribir. Ahora, con los teclados, hay quien piensa que la enseñanza de la caligrafía ha perdido su razón de ser, pero no es así.

Recientes investigaciones demuestran que el cerebro reacciona de manera distinta cuando aprende las letras a través de un teclado que cuando lo hace escribiéndolas a mano.

Beneficios de la caligrafía

Desarrolla la motricidad fina, ya que exige destreza. Esto beneficia otras áreas del desarrollo cognitivo, como la manipulación de objetos (piensa en profesiones como carpintero, cirujano…).

Potencia la memoria y el aprendizaje, facilita un mejor conocimiento de la ortografía y los conceptos se fijan mejor al plasmarlos en palabras caligrafiadas.

Al escribir, el niño tiene tiempo de pensar y asimilar lo que está anotando. A mayor edad, esto favorece la reflexión e incluso calma la mente (de ahí la función terapéutica de escribir un diario).

Requiere esfuerzo. Escribir a mano implica concentración y perseverancia, habilidades que al entrenarlas mejoran. Sin duda, una lección positiva de por vida.

Puedes animar a tus hijos a que escriban si lo hacéis juntos. Ponte con ellos a copiar un texto breve y sencillo para que vean que tú también lo haces. Compartiréis un rato de relajación juntos y verás sus progresos cada día.

Escribir bonito

Si queréis dar un paso más, podéis practicar diferentes caligrafías. Introduce a tus hijos en el mundo del lettering (el arte de dibujar las letras bonitas) con este libro editado por la mítica casa de los Cuadernos Rubio.

COMPRAR AHORA EN AMAZON

Publicidad - Sigue leyendo debajo