Más de 2 horas al día con pantallas afecta a la inteligencia de los niños

El tiempo que los niños dedican a las nuevas pantallas, así como a descansar, tiene un efecto directo sobre el desarrollo de su inteligencia.

Las nuevas pantallas se han convertido en los mejores aliados de los niños y de los jóvenes. Ordenadores, móviles, tablets, televisión… les ofrecen múltiples formas de entretenimiento que les cautivan y hacen que pierdan el interés por otras actividades que antes les gustaban. Sin embargo, esto puede traer consecuencias negativas, no solo por el posible desarrollo de adicciones, sino porque puede afectar a su inteligencia. Según un estudio publicado en la revista británica Lancet Child and Adolescent Health, realizado por investigadores canadienses del Instituto CHEO, de la Universidad de Ottawa y de Carleton University, pasar más de dos horas diarias frente a estas pantallas perjudica el desarrollo cognitivo de los menores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El estudio, a través de los datos extraídos a 4.520 niños estadounidenses de entre 8 y 11 años, ha determinado que estos pasan una media de 3,6 horas diarias frente a una pantalla, tiempo que está muy por encima de las recomendaciones canadienses que proponen a través de un plan denominado "Movimiento 24 horas" dedicar menos de dos horas a estos dispositivos, dormir entre 8 y 9 horas y hacer, al menos 1 hora, de ejercicio físico al día.

La investigación determinó que solo un 5% de los niños cumplen con estas tres recomendaciones y que un 29% no cumple ninguna de ellas. La Universidad de Otawa ve necesario que padres, pediatras, profesores y políticos, promuevan un uso responsable y limitado de las nuevas pantallas pues, de los tres requisitos, es el que más afecta negativamente al desarrollo cognitivo de los niños.

Los niños fueron sometidos a pruebas de lenguaje, de memoria, de concentración, de velocidad de procesamiento, entre otras, y aquellos que cumplían las recomendaciones anteriores, sobre todo la de no superar las dos horas frente a las pantallas y descansar el tiempo necesario, sacaban una mejor puntuación. La actividad física no afectaba de una forma importante a la inteligencia, aunque sí a la salud. “Hemos comprobado que más de dos horas de pantalla para los niños perjudica su desarrollo cognitivo”, añade el doctor Jeremy Walsh del Instituto CHEO de Canadá. En España, según el estudio Anibes, la media que pasan los niños frente a estos dispositivos varía en función del sexo: los niños dedican 3 horas y media diarias a estas pantallas y las niñas 4.

El sueño es fundamental para el desarrollo y la plasticidad del cerebro y tiene efectos positivos sobre el rendimiento escolar. En este sentido, el estudio ha descubierto una relación entre las horas de descanso y el tiempo dedicado a las pantallas y es que, para poder beneficiarse de los efectos positivos del sueño, es necesario el cumplimiento del límite de tiempo frente a las pantallas. La laguna del trabajo reside en que no analiza el tipo de contenidos de los que se disfruta a través de estos dispositivos, puesto que quizás no todos influyan de la misma manera sobre la inteligencia de los niños. Por ejemplo, no será lo mismo dedicar tiempo a redes sociales que a un juego educativo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El estudio analizará la evolución de los niños durante 10 años para intentar descubrir el origen de la correlación entre su capacidad intelectual y el uso de las nuevas pantallas.

Y ADEMÁS...Más uso de pantallas, ¡peor sueño!

Publicidad - Sigue leyendo debajo