Jugar en casa, ¡qué divertido!

Aunque muchas veces os iréis al parque, el niño también va a pasar mucho tiempo jugando en casa. Con estos tips os resultará muy fácil lograr el espacio perfecto para sus juegos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ya sabes cómo son los niños. Seguramente, tu hijo tiene un cuarto precioso, pero prefiere estar contigo en el salón, en el comedor o donde tú te encuentres. Y es normal que sea así, porque para él es muy importante enseñarte sus logros, que le digas lo bien que está todo, obtener tu aprobación y que participes en sus juegos. Jugar juntos es una forma estupenda de afianzar el vínculo entre vosotros, aunque para ello tengas que ceder un poco en ese orden que tanto te gusta. Para que disfrutes de estos momentos con tu pequeño, sin perder los nervios, y con total seguridad para él, te ofrecemos unos pequeños consejos para no sufrir por la decoración de tu hogar.

Creativo en tamaño mini

Has elegido con mimo tu precioso sofá, pieza clave en tu salón, este año son tendencia las tapicerías claras y luminosas, entre ellas el amarillo. Pero... tu hijo está en plena fase artística y se pasa el tiempo "pintando".
Consejo: no es práctico poner freno a su imaginación, mejor estimula su creatividad facilitándole papel por toneladas. En IKEA puedes encontrar rollo de papel de 30 m para cubrir las superficies más delicadas y rotuladores de cuño, cuya tinta se elimina con agua y jabón de la mayoría de las superficies (aunque recomendamos que actúes pronto sobre las manchas).
En estos casos, puede resultar muy útil contar con un sofá de fundas lavables (encuentra en IKEA la opción que mejor va con tu salón). Si eliges un modelo desenfundable y puedes meter la funda en la lavadora, te vas a quitar muchos disgustos de encima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Futuro arquitecto

Como estancia comunitaria, tu salón ha de estar preparado para soportar la presencia infantil. Ya te habrás dado cuenta de que a tu hijo le encanta hacer torres y filas con todo lo que pilla a mano, una actividad muy divertida y positiva para él, ya que favorece el desarrollo motriz y estimula el pensamiento lógico. Pero, claro está, esto implica desorden y piezas tiradas por todos lados.
Consejo: asegúrate de poner a su alcance, cajas y cestos de almacenaje (los de la imagen los encuentras en IKEA) para que luego no se olvide de recogerlo todo. Los cubos de construcción, elígelos de madera maciza, sin aristas y con colores atóxicos. Recuerda que deben llevar la marca CE y que las piezas han de ser lo suficientemente grandes como para que no se las pueda tragar, si se las lleva a la boca.

Pequeño escalador

Para ti, la estantería modular que has montado en el salón es una composición muy meditada de piezas blancas, negras y grises que se integran a la perfección con el estilo de la estancia (este modelo lo encuentras en IKEA). Pero lo que tu hijo ve en ella es una escalera que le permitirá llegar al techo. ¡Ellos son así!
Consejo: mantén a la altura de sus manitas sus cuentos favoritos y deja ciegos los estantes inferiores para que no los use como peldaño. Además, para evitar tentaciones, aparta de su vista las cosas más delicadas, camufladas en cajas, porque "ojos que no ven..."

Gimnasia en casa

Saltos, volteretas, lucha libre, juegos de equilibrio en el sofá y todo lo que se les ocurra, porque su imaginación no tiene fin. Una tarde en casa jugando con hermanos o amigos puede terminar con las habitaciones convertidas en... ¡No tenemos palabras para describirlo! Antes de perder los nervios sigue estos consejos: acota una estancia para ellos (su cuarto o el salón, si no quieres perderlos de vista), aparta el mobiliario con el que puedan hacerse daño, llénalo todo de mullidos cojines de diferentes tamaños (los de la imagen son de IKEA), coloca una o varias alfombras (protege chichones) con buena resistencia a las manchas y prepara bolsas de almacenaje para que luego recojan todas sus historias.

Como ves, cualquier habitación, con una pizca de logística y buenos tips, puede convertirse en un perfecto espacio de juego. ¡Feliz tarde!

Publicidad - Sigue leyendo debajo