Deportes para niños sí, pero a su gusto

Motivar a tu hijo para que haga ejercicio y considere el deporte como un hábito saludable puede estar más relacionado con tu actitud de lo que imaginas.

Según Ana Perales, psicóloga colaboradora de Zagros Sports, mediante el deporte el niño aprende a valorar sus capacidades, a relacionarse con los demás y a manejar conflictos y frustraciones de forma constructiva.

Para ello hay que incentivarle y hacer que vea el deporte con optimismo, no como una obligación. Ha de resultar divertido para él, sin agobios por triunfos ni derrotas y sobre todo, ha de responder a sus gustos y aptitudes. Una presión continua lleva a la frustración y al abandono de la actividad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿A qué deporte apunto a mi hijo?

Entre 3 y 4 años puede hacer natación y artes marciales, perfectos para la coordinación, el autocontrol y la autoestima.

A los 5 puede apuntarse a ciclismo, tenis o pádel, actividades perfectas para realizar en familia.

A los 7 años puede empezar en deportes de equipo.

Si nada de esto le motiva, hay muchos ejercicios para realizar en casa: jugar al escondite potencia la psicomotricidad; correr por el pasillo, hacer la carretilla, llevar al hermano a caballito entrenan la resistencia y la fuerza; los saltos mejoran el equilibrio...

Publicidad - Sigue leyendo debajo