Al cole solitos, andando o en bici

Un nuevo estudio de la Universidad de Granada nos pone al tanto de los beneficios del desplazamiento autónomo y activo de nuestros peques al colegio. 

El camino al cole suscita dudas entre los padres. Si el centro educativo al que acude nuestro peque está cerca de casa ¿debemos dejar que vaya solo? Un nuevo estudio de la Universidad de Granada tiene la respuesta. Ir en bici o andando a clase puede tener increíbles beneficios para los niños de entre 10 y 12 años. Te lo contamos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El estudio y sus beneficios

475 escolares de entre seis y 12 años han participado en la investigación por medio de la realización de un cuestionario. A partir de este los expertos comprobaron que la tendencia a ir solos al colegio andando o en bicicleta se incrementa entre los 10 y los 12 años. Se dieron cuenta asimismo de que los peques que así lo hacen se benefician de:

  • Mayor percepción de seguridad
  • Autonomía
  • Confianza en si mismos
  • Más capacidad para tomar decisiones
  • Más rendimiento académico
  • Mejoras cognitivas

    Los dos últimos puntos tienen su razón de ser en que la inclusión de la actividad física en la rutina del niños es esencial para su desarrollo y aprendizaje, de hecho los responsables de la publicación de este estudio son los profesores de educación física y deporte de la Universidad de Granada.

    ¿Por dónde deben caminar?

    Por otro lado, como el estudio se enmarca en la Iniciativa de Medio Ambiente de la Diputación de Granada, conviene recordar que es fundamental intentar que los peques recorran para ir al cole caminos libres de polución. En este sentido hay que hacer mención al último estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona, que asegura que todos los beneficios del desplazamiento autónomo y activo de los niños al colegio se pueden ver truncados por la contaminación atmosférica.

    Ambas universidades nos dejan claro que es una idea estupenda que los niños vayan solos al colegio cuando alcanzan cierta edad. Así, como padres tenemos que tener en cuenta que hay que reducir el uso del vehículo privado para ir a la escuela y crear caminos menos contaminados y más seguros para nuestros hijos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo