Mejora así su rendimiento escolar

Un nuevo estudio confirma que el sol y el aire freso ayudan a los niños a concentrarse más.

El secreto de la eficiencia del estudio de nuestros peques pasa por una habitación con luz natural y aire fresco. Así lo revela el informe “El impacto de la luz natural en el rendimiento escolar de las aulas europeas”. Según este, nuestros hijos son un 15 por ciento más productivos en clase cuando disponen tanto en el cole como en casa de un espacio que cumple esos dos requisitos de iluminación y ventilación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El informe, desarrollado por la UPMC (Université Pierre et Marie Curie), el INSERM (Instituto Nacional de Salud e Investigación Médica de Francia) y la firma VELUX sostiene que escoger cuidadosamente el lugar que ocupan las ventanas en los espacios donde estudian nuestros niños puede reportarles muchos beneficios. Entre estos destacan:

  • Aumento de la energía vital y la resistencia física
  • Mejora de su atención
  • Reducción de la fatiga
  • Aumento de la calidad del sueño
  • Mejora de las condiciones de salud y reducción de las enfermedades

    El estudio recomienda…

    El informe se ha elaborado a partir de un análisis del aumento o reducción del rendimiento de los alumnos de los centros educativos europeos en función de variaciones de iluminación y ventilación a las que se les iba sometiendo mientras estudiaban. De la investigación se extraen no solo los beneficios de la luz natural y el aire fresco sino también una serie de consejos para que los peques puedan sacar provecho a su estudio. Así, ahora sabemos que sus resultados son mejores cuando hacen los deberes siempre en el mismo sitio porque evitamos que puedan distraerse con cosas nuevas. Son mejores los espacios diáfanos con colores claritos. Pon a su alcance todo el material que vaya a necesitar. Si cuenta con un ordenador, procura siempre supervisarlo cuando vaya a utilizarlo sin que sienta que lo presionas con tu vigilancia. ¡El nuevo curso no ha hecho más que empezar y papás y mamás también tenemos que cogerlo con fuerza!

    Publicidad - Sigue leyendo debajo