Cuando los guais dejan de molar

Un estudio demuestra que ser popular en el colegio puede pagarse caro en la edad adulta. 

El colegio ha sido siempre y será escenario de cambios y desarrollo para nuestros pequeños. Pasan tanto tiempo en las aulas que resulta inevitable que su conducta se defina en este al que podemos llamar campo de batalla. Nada importa más que ser popular y, sin embargo, según un nuevo estudio de la Universidad de Virginia (EEUU), crecen más sanos quienes no luchan por ser guais.

La investigación, dirigida por la profesora de Psicología Clínica Rachel Narr, sostiene que la popularidad se asocia en la adolescencia a la adopción de comportamientos ligeramente desviados, rebeldes e inconformistas. Según los datos recogidos, haber tenido una experiencia de amistad cercana en la infancia y la adolescencia reporta más beneficios que el hecho de haber logrado gustar al resto. Aquellos que fueron populares de niños tienen, al alcanzar la edad adulta, más probabilidades de sufrir episodios de depresión o ansiedad que aquellos que tuvieron un pequeño círculo de amigos. Dicho de otra forma, las amistades cercanas son pronóstico de mejor salud emocional y mental.

La investigación se hizo con una muestra de 169 adolescentes de 15 años. Se tuvieron en cuenta cuestiones raciales, étnicas y socioeconómicas y se les hizo un seguimiento anual hasta que cumplieron los 25 años de edad. También participaron en el estudio los mejores amigos de los niños de la encuesta.

El trabajo anima a los peques a forjar fuertes lazos de amistad con sus compañeros en el cole. Esto les traerá grandes ventajas en un futuro, no solo porque sabrán con quién contar sino porque además, como sostiene la investigación, vivirán más sosegados por no estar constantemente preocupados por lograr la aceptación del resto. Algo a lo que las redes sociales contribuyen, por cierto. Pero de eso no habla el estudio. Al menos… no de momento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo