Shakira y Messi, los jefes perfectos de los niños

Descubre los datos de la última encuesta Adecco "¿Qué quieres ser de mayor?"

Poco han cambiado las cosas desde hace diez años. Las niñas siguen queriendo ser profesoras y los niños futbolistas. Además, tanto unos como otros atribuyen todavía a la mamá las tareas del hogar. Sin embargo, de la última encuesta “¿Qué quieres ser de mayor?” que ha hecho la empresa especialista en recursos humanos, Adecco, se desprenden algunos datos interesantes. Véase por ejemplo que las niñas querrían tener como jefa a la cantante Shakira, si bien los niños se decantan por el futbolista Leo Messi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El segundo lugar en la lista de los jefes que los niños querrían tener lo ocupa Cristiano Ronaldo. Como tercera opción a los chicos les gustaría estar al mando de su propio negocio. La segunda alternativa de las niñas es llevar las riendas de su empresa pero, curiosamente, Ronaldo es su tercera preferencia. Tanto ellos como ellas tienen claro a qué se dedicarán en un futuro. La profesión en la que coinciden es la docencia si bien unos y otros saben que no querrían ser políticos ni barrenderos.

Entre otros datos curiosos llama la atención que la mayoría tiene claros términos como paro, desempleo o corrupción y más de la mitad de los encuestados serían capaces de reconocer a Donald Trump. Se iguala la balanza cuando se les pregunta si querrían tener jornada partida a mediodía o si por el contrario preferían entrar antes a trabajar y marcharse a casa más temprano. Ha habido, en otro orden de cosas, respuestas cómicas del tipo: “yo quiero tener una nómina infinita”, “yo quiero ganar dinero para quitar de trabajar a mamá” o “yo quiero tener el salario del dueño de Zara”.

La encuesta Adecco se realiza a dos mil niños de entre cuatro y 16 años. De ellos también podemos aprender y sus conclusiones y estimaciones son el reflejo de lo que ocurre en nuestra sociedad. Según los datos de este año, habrá por tanto que seguir trabajando para superar el paro, la corrupción y alcanzar la conciliación en el entorno doméstico.

Publicidad - Sigue leyendo debajo