De padres mayores, hijos inteligentes

Un nuevo estudio del King's College de Londres revela que los hijos de padres mayores tienen más ventajas de las estimadas. 

¿Vais a tener un bebé y ya no sois “tan jóvenes”? No tenéis por qué preocuparos. No todo son desventajas para los hijos de padres mayores. Hasta ahora solo se ha hablado de las consecuencias negativas de este hecho, pero un reciente estudio de la Universidad King’s College de Londres demuestra que también existen aspectos positivos. ¿Sabías, por ejemplo, que estos niños suelen ser más inteligentes y que normalmente están más centrados en sus intereses? Además, según el estudio, a estos peques no les preocupa en absoluto si encajan o no en la sociedad. ¿Quieres saber más?

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La investigación se ha elaborado en colaboración con la Escuela Icahn de Medicina de Mount Sinai, en Nueva York, y se ha basado en los datos cognitivos y de comportamiento del Twins Early Development Study (TEDS), un estudio que se hizo en Reino Unido a finales de los noventa para comprobar en qué medida los genesy el entorno condicionan las capacidades cognitivas de los niños.
En él participaron 15.000 pares de gemelos y a sus padres se les preguntó además de qué manera pensaban que sus hijos se relacionaban con sus compañeros o cómo se comportaban en casa y en el colegio.

Por su inteligencia

Ahora, los investigadores del King’s College han recuperado los datos de aquel estudio para elaborar lo que han llamado “índice geek” o índice de frikis tecnológicos. Con esta nueva escala se ha podido demostrar que los niños con padres mayores son más inteligentes que los que tienen padres jóvenes.
Estos patrones se han verificado solo en los hijos varones y se cree que tienen que ver en gran medida con la situación laboral y socioeconómica de los padres a una edad más avanzada. ¿Viene entonces el éxito de los hijos determinado en cierto modo por la estabilidad de los padres, entre otras circunstancias?

En investigaciones anteriores la paternidad tardía quedó relacionada con un ligero aumento del riesgo en los niños de tener trastornos neurológicos. Sin embargo, este estudio nos hace reflexionar. Padres jóvenes y no tan jóvenes pueden encontrar en su edad cualidades que benefician al desarrollo de sus niños. Noticias de este tipo, nos animan siempre a seguir buscando el lado bueno de las cosas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo