Día Mundial del Agua 2017

Aprovecha esta fecha para enseñar a tus hijos a usar el agua de forma responsable en sus actividades cotidianas.

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas fijó la fecha del 22 de marzo para celebrar el Día Mundial del Agua, con el objetivo de destacar la función esencial de este elemento y propiciar mejoras en la gestión sostenible del mismo a nivel mundial.

El cambio climático, los conflictos y los desastres naturales son algunos de los factores que ponen en riesgo el abastecimiento de agua, que es necesaria para la vida del planeta, crea puestos de trabajo y es un desencadenante de desarrollo económico, social y humano.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero también la actividad cotidiana del ser humano influye de forma decisiva en este sentido. Por eso, en esta fecha es importante que expliquemos a nuestros hijos que actualmente hay millones de personas en el mundo que no tienen acceso al agua potable y que los concienciemos de la importancia de hacer un buen uso de ella y no desperdiciarla en el día a día.

Enseña a tus hijos a usarla bien

Estas ideas te ayudarán a hacerlo:

  • Lee con ellos libros que les hablen sobre este elemento y que les expliquen que está en ríos, mares, alimentos... pero también en ellos mismos (el 80% de su cuerpo es agua). De esta manera aprenderán por qué es tan necesario para su vida y la de animales y plantas y por qué deben evitar gastarlo. Una buena idea: "Por qué debo ahorrar agua", de Jen Green y Mike Gordon, en la Editorial Anaya.
  • En casa, enséñales a cerrar el grifo del lavabo mientras se lavan los dientes o las manos y a cerrar la ducha mientras se están poniendo el jabón y abrirla solo para enjuagarse.
  • Anímales a ducharse en lugar de bañarse.
  • Dales ejemplo abriendo el grifo de la cocina únicamente para llenar el vaso o la cazuela con la cantidad que necesitas usar, sin dejarla correr.
  • Explícales que solo se pone la lavadora o el lavavajillas cuando están llenos, para evitar malgastar el agua.
  • Pídeles que te ayuden a regar las plantas y cuéntales que debéis hacerlo por la noche, ya que por el día el calor favorece la evaporación de agua y exige usar más cantidad.
  • Si el mando de la cisterna está dividido en dos, explícales que siempre que se pueda se debe usar la parte pequeña, con la que sale menos cantidad.
  • Si observas cualquier fuga de agua, por pequeña que sea, enséñasela a los niños y cuéntales que vas a llamar inmediantamente al fontanero para que lo arregle.
  • En el campo o en la playa, enséñales que no pueden tirar al río o al mar nada que ensucie el agua.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo